Azerbaiyán demuestra su fortaleza en el primer día de judo de Grand Slam de Bakú

Bakú vivió la primera jornada de su Grand Slam de Judo 2022 en medio de una gran celebración, ya que este año Azerbaiyán celebra el 50 aniversario de este deporte.

Una espectacular ceremonia de apertura para los aficionados locales que fue inaugurada por el Ministro de Juventud y Deportes de la República de Azerbaiyán, Farid Gayibov, el vicepresidente de la Federación Internacional, Laszlo Toth y el vicepresidente de la Federación de Judo de Azerbaiyán, Rovshan Rustamov.

El público enloqueció con la final de la categoría de menos de 60 kg. La joven estrella local Balabay Aghayev se hizo con la victoria, provocando furor entre los aficionados. El presidente de la Federación de Judo de Azerbaiyán, Rashad Nabiyev, entregó las medallas.

"Cuando luchas delante de un público que siempre te apoya, te motiva. No puedes pensar en perder, aunque estés cansado no lo notas, puedes avanzar para triunfar", destacaba Balabay Aghayev.

En la categoría de menos de 48 kg. la italiana Milani se enfrentó a la campeona europea francesa Shirine Boukli, en un combate que no duró mucho. Un potente lanzamiento de cadera, típico de Boukli, marcó un Ippon en los primeros 30 segundos, y dio a Francia su primera medalla del torneo. El Ministro de la Juventud y el Deporte de la República de Azerbaiyán, Farid Gayibov, entregó las medallas.

"Practicamos un deporte difícil, así es la vida. Me sirve para los próximos campeonatos del mundo y los próximos masters y para mi carrera. Hoy ha sido un buen día y lo aprovecharé para convertirme en la mejor", ha señalado Boukli.

En menos de 52 kg. la uzbeka Diyora Keldiyorova consiguió una victoria táctica que le permitió obtener su segundo título de Grand Slam este año

El vicepresidente de la Federación Internacional, Laszlo Toth, entregó las medallas.

Denis Vieru, de Moldavia, se impuso en la categoría de menos de 66 kg

Las medallas fueron entregadas por Madat Guliyev, Ministro de Defensa de la República de Azerbaiyán

La campeona del mundo de 2019, Christa Deguchi, volvió a lucir su mejor versión, en -57kg

Florin Daniel Lascau, director de Arbitraje de la Federación Internacional, le entregó el oro.

El público local tuvo mucho que celebrar, no sólo por la medalla de oro, sino por otras dos medallas de bronce, la del héroe local Orkhan Safarov, que marcó este brillante Ippon y la de Karamat Huseynov que se marcó este otro fantástico ippon que demuestra que 50 años de judo han convertido a Azerbaiyán en una de las naciones más fuertes y apasionadas del mundo por este deporte.

No te pierdas el segundo día.