Ayuso recurrirá ante el TC el decreto de ahorro energético del Gobierno

·2 min de lectura
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Photo: EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Photo: EFE)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Photo: EFE)

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso presentará la próxima semana el recurso ante el Tribunal Constitucional contra el decreto de medidas para el ahorro energético aprobado por el Ejecutivo central, al considerar que se ha desarrollado de forma “arbitraria” y “autoritaria”.

Así lo ha asegurado Díaz Ayuso en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, celebrado en Móstoles, donde ha censurado que este decreto energético “atenta contra comercios y establecimientos púbicos en momentos difíciles, invade competencias sin justificación”, y “sin haber razones de urgencia”.

En esta línea, ha señalado que los propios afectados por esta normativa “sin sentido” les ha sido “imposible aplicarlo” o “no hacerlo con la celeridad que quisieran”, además de perjudicar a la actividad empresarial.

El llamado “Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización” que incluye el real decreto prevé, entre otras medidas, el ajuste de los termostatos en edificios administrativos, espacios comerciales y culturales, estaciones de tren y autobuses y aeropuertos, además de la iluminación de los comercios limitada hasta las 22:00 horas.



A juicio de dirigente del PP, los escaparates son “un reclamo para la venta” en una región con actividad “las 24 horas del día”, por lo que estas medidas afectan su desarrollo empresarial.

Los comerciantes, además “son autónomos, que ya tienen que superar muchas trabas e impuestos” y necesitan ayuda para que los clientes vayan a sus establecimientos, por lo que con estas medidas “dejarán de comprar o irán a otras vías como comercio online”.

Por ello, en la Comunidad de Madrid apostarán por dar facilidades a los comercios y prestarán “colaboración, luz y apertura, ahora más que nunca”.

“Esto se tiene que hacer mediante diálogo y no amenaza de multa”, ha expresado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.