Ayuso no prorrogará en Madrid la rebaja del 50% del abono transporte en 2023

Isabel Díaz Ayuso, haciendo como que coge el metro
Isabel Díaz Ayuso, haciendo como que coge el metro

Isabel Díaz Ayuso, haciendo como que coge el metro

La Comunidad de Madrid no prorrogará la bonificación del 50% a los abonos transportes, que concluye el 31 de diciembre, y ya ha recibido la transferencia del Ejecutivo central de más de 100 millones de euros que ha sufragado el coste de esta reducción desde el pasado septiembre.

Así lo ha señalado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, en un desayuno organizado por Europa Press en el que ha sacado pecho de las políticas en materia de Transportes de la Comunidad para conseguir que sea “el más subvencionado de Europa”.

En esta clave, ha señalado cómo los fondos recibidos del Ejecutivo central para pagar toda la reducción del abono representa casi el 10% del total que paga el Gobierno autonómico que “subvenciona cerca del 60% del coste real de cada viaje” y que, además, ha mantiene desde hace más de una década con las tarifas congeladas.

“El descuento del abono fue una medida temporal hasta el 31 de diciembre y acabará el 31 de diciembre”, ha zanjado Lasquetty cerrando la puerta a una prórroga como la que ha anunciado el Gobierno central en los sistemas ferroviarios de su competencia ―Renfe, Rodalíes y Cercanías― que continuarán siendo gratuitos a lo largo de 2023.