Ayuso: Administraciones, coordinadas en rescates y liberar acceso hospitales

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 9 ene (EFE).- La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que todas las administraciones trabajan coordinadas para rescatar a las personas aún atrapadas en sus vehículos, que calcula que son unas 300, y para garantizar el acceso a los hospitales para asistir casos como ictus y partos.

En declaraciones en la COPE, la presidenta regional ha señalado que todas las administraciones -Estado, Comunidad de Madrid y los distintos ayuntamientos- permanecen desde ayer en permanente contacto y coordinación para atajar los problemas provocados por el temporal Filomena.

Las prioridades son rescatar a los ciudadanos que han quedado atrapados en sus vehículos, y ha explicado que desde anoche ya son un millar los que han sido rescatados y llevados a hoteles, edificios públicos o lugares donde han quedado a salvo.

Quedan aún alrededor de 300 personas que siguen bloqueadas en sus vehículos en distintos puntos de la región, a los que se está intentando llegar, ha dicho.

Respecto a los hospitales, Ayuso ha señalado que "afortunadamente" las situaciones de emergencias que hay que atender "no son muy numerosas", pero ha subrayado la necesidad de que se garantice el acceso a los mismos para atender partos o ictus.

"Nuestra preocupación", ha seguido diciendo la presidenta, es que todas las personas que tienen una emergencia de este tipo "puedan acceder a los hospitales" y que las ambulancias "estén protegidas por quitanieves".

La Consejería de Sanidad ha puesto a disposición de los centros sanitarios vehículos propios "preparados para inclemencias", coches que se han aumentado, según Ayuso.

Respecto a las personas sin hogar, la presidenta ha recordado que el Ayuntamiento ha habilitado un antigua fábrica en el sector 4 de la Cañada Real y un polideportivo para atender a quienes tengan necesidad, y que la Comunidad ha puesto a disposición de quien así lo requiera instalaciones públicas en localidades como Boadilla, Pinto o Valdemoro, "para que tengan un lugar donde pasar estos días".

No obstante, la presidenta ha insistido en que "no hay administración preparada para una ola de esta magnitud, nadie", de ahí que desde las carreteras principales o el aeropuerto hasta las calles de pequeños pueblos estén desbordadas e impracticables. "No hay administración con recursos suficientes para una nevada de estas características".

Ha celebrado que este viernes por la tarde muchas empresas decidieran cerrar su actividad a media tarde, lo que ha permitido que no haya habido "daños mayores"

Ayuso ha agradecido la llamada del rey Felipe VI a la sede del 112 para interesarse por la situación y para felicitarles por el trabajo realizado.

Ha agradecido también la colaboración de algunas empresas que se han prestado a hacer llegar comida o mantas a personas sin techo, vulnerables o a los polideportivos y centros habilitados por la región para atender a las personas que no pueden regresar a sus hogares.

La presidenta ha resaltado que desde el mediodía la alerta roja ha pasado a ser naranja, una previsión "más optimista" que se une al hecho de que no ha habido ninguna víctima durante las primeras horas del temporal. "Es lo positivo con lo que nos quedamos", ha afirmado.

Con todo, ha vuelto a pedir a los ciudadanos que no salgan a la calle, porque ya se están produciendo heladas, hay roturas y caídas de muchos árboles, el mobiliario urbano no se ve en muchos casos al estar totalmente cubierto de nieve "caminar por la calle es un peligro".

Ha recordado que los vehículos sin cadenas o sin tracción no pueden salir de casa, y ha repetido que tampoco se puede caminar, porque la nieve impide ver bordillos, desniveles, bolardos u otros elementos que pueden provocar accidentes.

Ella misma, ha asegurado, ha tardado más de hora y media en llegar desde su domicilio hasta la sede del 112, en Pozuelo de Alarcón, hasta donde ha llegado circulando a 20 kilómetros por hora viendo estampas como gente caminando en plena A-6.

(c) Agencia EFE