"¿Ayuso? Sólo me preguntan por ella"

Isabel Díaz Ayuso junto a Juanma Moreno y Alfonso Rueda, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.
Isabel Díaz Ayuso junto a Juanma Moreno y Alfonso Rueda, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

Isabel Díaz Ayuso junto a Juanma Moreno y Alfonso Rueda, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

“¿Ayuso? Llevo días en los que solo me preguntan por ella… es bastante desesperante”. La respuesta, de un líder autonómico del PP, pone de manifiesto las cuotas de protagonismo de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Para bien, y para mal. En las filas populares nadie discute su enorme tirón electoral, que hace que hoy roce la mayoría absoluta a poco menos de 200 días para las elecciones. Pero su dureza contra Pedro Sánchez, siempre unos decibelios por encima de Alberto Núñez Feijóo, y principalmente su respuesta a la crisis sanitaria, hablando de “juego sucio” y acusando a la izquierda de “incendiar” las calles, incomodan a algunos sectores.

Este lunes, Feijóo había convocado el Comité Ejecutivo Nacional, que reúne a los barones autonómicos y a los miembros de las principales estructuras del partido. El PP había cogido oxígeno y enfocado el tiro después de que Sánchez anunciara el pasado jueves en LaSexta su intención de reformar el delito de sedición, que ahora podría ampliar al de malversación. La ruptura de las negociaciones del Poder Judicial, algunos errores estratégicos y el frenazo en las encuestas habían provocado cierta desazón de puertas para adentro. Pero la sedición compactó las estructuras y la dirección nacional sacó pecho de “no haber caído en la trampa” del Gobierno haciendo volar los puentes con La Moncloa.

La manifestación y la dura respuesta de Ayuso a la misma, acabaron sepultando el plan de Feijóo de poner todo el foco en la sedición

En consonancia, el principal mensaje de Feijóo a los suyos fue sobre la sedición. Se reafirmó en que si llega a presidente del Ejecutivo mantendrá ese delito en el Código Penal y anunció que incorporará el de la convocatoria de referéndum ilegal. “El PSOE ya no es fiel a algunos de los valores constitucionalistas ni fiel a sí mismo (…) Hay muchas cosas negociables y mejorables en nuestra democracia, pero la igualdad de los españoles ante la ley no es una de ellas”, dijo, sin asumir los escenarios que Vox planteó para dar respuesta al Ejecutivo.

¿Liderará una moción de censura? ¿Acudirá al Tribunal Constitucional? ¿Secundará la manifestación de Vox contra Sánchez? Según Génova, Feijóo tiene su propia hoja de ruta, que es la que marcó ante el Comité Ejecutivo. Esto es, a priori, no quiere sucumbir a la presión de Abascal, aunque sectores del partido no verían con malos ojos la protesta en las calles. “¿Por qué no vamos a poder salir a manifestarnos?”, se preguntó un miembro del citado órgano interno del partido.

Feijóo marcó la pauta y recetó responder con “moderación, serenidad y centralidad” a Sánchez. Si bien, esa misma mañana, Ayuso protagonizaba un desayuno informativo ante un centenar de personas en la capital, en la que acaparó una enorme expectación mediática. “Quieren imponer en España una república federal laica de facto desmontando el Estado de derecho y el orden constitucional por detrás”, avisó. Y aseguró que a Sánchez, del que la pasada semana dijo que quiere tratar a la oposición como lo hace el régimen nicaragüense, le estorba “la Historia, la Corona, la Guardia Civil, las Fuerzas Armadas, Madrid, los jueces y la prensa libre”.

Y todo ello sin entrar aún en la marcha sanitaria del domingo, que congregó a cientos de miles de ciudadanos en las calles de la capital. “Madrid es una pieza esencial a batir, una vez que saben que no la consiguen en las urnas. Por eso se la persigue como capital, se la denigra e incendia a toda costa”, afirmó. Una manifestación, y la dura respuesta de Ayuso a la misma, que acabó sepultando el plan de Feijóo de poner todo el foco en la sedición, como así quedó constatado a la entrada de Génova 13, donde los barones populares también fueron preguntados insistentemente por la crisis sanitaria.

Feijóo guardó silencio sobre ello en la intervención en abierto ante su Ejecutiva, intentando no alimentar más la polémica. Pero incluso de puertas para adentro, en el turno de réplica, Ayuso tomó la palabra para reafirmarse y denunciar “cómo la izquierda instrumentaliza la sanidad”, según las fuentes consultadas por El HuffPost. Públicamente, nadie le rechistó. De hecho, oficialmente, el PP se alineó acusando a la oposición madrileña de “intentar sacar réditos” y culpó del problema al Ejecutivo central por la falta de médicos. “Lleva años negándose a ampliar las plazas MIR”, subrayaron los portavoces oficiales.

"Ella no puede ser siempre el titular, el total del informativo, por la que nos pregunten todos los días. Eso es lo que también quieren Sánchez y la izquierda", dice un líder regional

“Hablo más de Madrid que de mi tierra”, bromeaba un líder regional, consciente de que la política madrileña lleva días acaparándolo todo, como explica Javier Escartín en su crónica. “Aquí, más allá de que la izquierda intenta sacar tajada, es de respuesta. De cómo reaccionar, como elefante en cacharrería o intentando apaciguar. Y el Gobierno no ha querido apaciguar”, según uno de esos líderes que este lunes se ha visto con ella, tanto en el Comité como en la comida que después ha convocado Feijóo con sus barones. Este martes, el Gobierno regional volverá a reunirse con los sindicatos.

¿Qué percepción hay de puertas para adentro? “Ayuso es un activo muy importante. Está luchando por la mayoría absoluta y Feijóo no quiere bajo ningún concepto confrontar con ella. Pero ella no puede ser siempre el titular, el total del informativo, por la que nos pregunten todos los días. Eso es lo que también quieren Sánchez y la izquierda. El líder de la oposición es Feijóo porque así lo hemos decidido entre todos”, en palabras de unos de esos líderes regionales, que quiso dejar claro también que “el ambiente es bueno”.

TE PUEDE INTERESAR