A Ayuso se le queda pequeño el PP

Antonio Ruiz Valdivia
·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Ayuso, en Boadilla del Monte (Photo: Rodrigo Jiménez / EFE)
Ayuso, en Boadilla del Monte (Photo: Rodrigo Jiménez / EFE)

Isabel Díaz Ayuso, corriendo por Madrid. El vídeo lanzado este fin de semana no contiene ni una frase… es ella, ella y ella. Sólo en el último segundo aparecen las siglas del PP de Madrid. La precampaña despliega todos sus efectos. Y en el cartel elegido por la presidenta se ve su foto en grande con la palabra “libertad”. En un esquinita se intuyen las siglas del partido.

El equipo de Ayuso ha convertido a la presidenta en el gran reclamo, llaman a votarla a ella, su figura trasciende a las siglas, como hizo el verano pasado Alberto Núñez Feijóo en las elecciones gallegas. Toda una declaración de intenciones con un interés muy claro: ampliar al máximo el espectro y engullir a los votantes de Vox y de Ciudadanos. Algo premeditado y estudiado hasta el milímetro, en una acción capitaneada por Miguel Ángel Rodríguez.

“La marca electoral de Díaz Ayuso en estos momentos es tan fuerte que no necesita añadir ni reforzarse con la marca Partido Popular”, comenta Verónica Fumanal, experta en comunicación política. Hace el análisis de que el PP tiene “lastres asociados y vinculados con la corrupción, los procesos judiciales, además ahora están las declaraciones en la Audiencia Nacional y está finalizando una de las separatas de Gürtel”.

Ayuso no necesita la marca PP, que está más contaminada que ella Verónica Fumanal

A lo que añade Fumanal: “Por lo tanto, Ayuso y su equipo han considerado que ella es la marca, que es la que se ha posicionado de facto como líder de la oposición nacional. Decir PP es decir Feijóo, Casado, López Miras.. En cambio, Ayuso es una marca por sí misma, por lo que han decidido que concurra en solitario”.

“Cuando existe una definición de liderazgo tan fuerte, es normal que el equipo de campaña decida poner todo el peso específicamente de ...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.