Ayuso pide responsabilidad para que Madrid no pierda la libertad que disfruta

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 16 nov (EFE).- La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha hecho este lunes un llamamiento a la responsabilidad de todos los madrileños para "no perder la libertad de la que disfrutamos" en la Comunidad de Madrid y ha tendido la mano a las comunidades autónomas que están ahora más afectadas por el coronavirus "por si podemos servirles de ayuda en algún momento".

Ayuso ha presentado junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, una campaña informativa para sensibilizar de las consecuencias de los "errores" que provocan los contagios y del impacto que pueden llegar a tener si se incumplen las medidas de prevención.

La Comunidad de Madrid pondrá a partir de mañana hasta mediados de diciembre esta campaña de concienciación en radio, televisión, redes sociales, cine e internet para la que el Gobierno regional ha destinado tres millones de euros, y que trasladará mensajes directos "muy duros pero absolutamente necesarios", ha subrayado Ayuso.

La iniciativa consta de dos bloques: uno dirigido a la población general a través de imágenes que muestran el "antes y el después de los contagios, y el otro a los jóvenes.

"Saltarse la cuarentena = intubar a tu mejor amigo"; "Reunión familiar sin protección = enterrar a tu abuela"; "No ventilar la casa regularmente = ingresar a tu mujer en la UCI", son algunos de los mensajes que acompañan imágenes que muestran estas realidades.

El objetivo es alertar de las consecuencias de incumplir la limitación del número de personas en las reuniones, de las cuarentenas que tienen que guardar tanto los casos positivos como sus contactos estrechos; así como la adecuada ventilación en espacios cerrados para minimizar el riesgo de transmisión.

"Si no actuamos todos perderemos la libertad de la que hoy disfrutamos en la Comunidad", ha dicho Ayuso, al tiempo que ha remarcado que Madrid se está "levantando" después de meses muy difíciles con las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional como las restricciones por zonas básicas de salud, los test de antígenos o el refuerzo del rastreo.

Pero estas medidas "no valen de nada si los ciudadanos no ayudan y todos en el ámbito privado nos echan una mano, en los rincones donde las administraciones no podemos estar", ha aseverado la presidenta.

Por ello, esta campaña pone el foco también en los jóvenes, con anuncios en las zonas que frecuentan como lugares de ocio, zonas universitarias o en Spotify, puesto que actualmente el grupo de 15 a 29 años son los que más se contagian.

El mensaje es que "no nos podemos contagiar" y que se conciencien del peligro de la covid-19 "por su propio interés", ya que muchos han visto parados sus proyectos o sus Erasmus por la incertidumbre de la pandemia, ha indicado Ayuso.

"No podemos volver atrás, no podemos permitirnos otro confinamiento", ha avisado Ayuso, y ha remarcado que debe ser "la última solución".

Los datos de la Comunidad de Madrid muestran una buena tendencia de los contagios en la región, con una tasa de incidencia acumulada de 328 casos por cada cien mil habitantes, por debajo de la media nacional, pero "no es suficiente" porque el virus "no se ha ido, ni su letalidad", ha expresado Ruiz Escudero.

"La lucha contra la pandemia no es cosa de otros sino de todos, y no estaremos tranquilos hasta que virus desaparezca, y llevará su tiempo", ha manifestado Escudero, que ha señalado como "factor clave" la responsabilidad individual.

Ruiz Escudero ha destacado que el bloque dedicado a la población juvenil pretenden generar "impacto sobre conductas de riesgo", con mensajes adaptados "a la jerga juvenil", y se empleará "marketing de grandes dimensiones" en torno a las estaciones de Moncloa, Ciudad Universitaria y Cantoblanco.

También habrá carteles adaptados al mundo universitario que se colocarán en los campus y en los colegios mayores, y además se lanzarán cuñas "basadas en las canciones de moda de los jóvenes" y "mensajes sorpresa" en la plataforma de música Spotify.

(c) Agencia EFE