Ayuso sobre la negociación de los presupuestos con Vox: No todo vale

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente, Ignacio Aguado, y los miembros del Ejecutivo madrileño, durante su intervención en la presentación del balance de los primeros 100 días del Gobierno regional, este jueves en la Real Casa de Correos. EFE/Víctor Lerena

Madrid, 28 nov (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha traslado este jueves a Vox que "no todo vale" a la hora de negociar los presupuestos de la región para el año 2020.

En la presentación del balance de sus primeros cien días de Gobierno, Díaz Ayuso ha indicado que en el momento de elaborar las cuentas de la Comunidad para el año próximo tendrá en cuenta los compromisos adquiridos con Ciudadanos -en el acuerdo de 155 medidas para conformar el Ejecutivo de coalición- y los compromisos alcanzados con Vox para apoyar su investidura.

Todo lo que se salga de los acuerdos alcanzados con Ciudadanos y con Vox "tendremos que estudiarlo", ha asegurado Díaz Ayuso.

No obstante, ha apuntado, "todavía es un momento un tanto temprano para saber cómo vamos a configurar los próximos presupuestos, teniendo en cuenta el momento de inestabilidad política y económica que vivimos en España".

"No sabemos quién va a gestionar la economía de este país, pero todo apunta que va a lastrar a todas las comunidades autónomas porque ninguna es una isla, a pesar de que Madrid es la única que va a crecer por encima del 2 por ciento", ha recalcado.

Tras señalar que en estos momentos no dispone de datos esenciales para elaborar las cuentas del año próximo, ha mostrado su deseo de que los presupuestos para 2020 sean "austeros".

Asimismo, ha mostrado su intención de buscar la eficiencia de los servicios públicos, favorecer la creación de empleo "sin trabas", defender "a ultranza" la libertad educativa y la libertad de cátedra, con pleno respeto a la autoridad del profesor, y seguir reformando hospitales y mejorando la sanidad.

"Todo lo que vaya en contra de estos principios evidentemente no lo aceptaremos", ha dicho la presidenta madrileña, quien ha agregado que no quiere que cualquier cuestión que no tenga nada que ver con la política regional sea "moneda de cambio" en esos presupuestos.