No todo es perfecto en Ayusolandia

Antonio Ruiz Valdivia
·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·1 min de lectura
Díaz Ayuso en un acto de campaña (Photo: EFE)
Díaz Ayuso en un acto de campaña (Photo: EFE)

Isabel Díaz Ayuso había planeado una larga campaña con la obsesión de arrasar. Mayoría absoluta, se repiten ella y los suyos constantemente. Las encuestas soplan a favor, los titulares se suceden con aires trumpistas, vídeos a la carrera… Pero este jueves se ha vuelto más que negro para la presidenta de Madrid. Revés tras revés.

El primero ha llegado por el máximo órgano judicial: el Tribunal Constitucional (esa instancia a la que recurre constantemente el Partido Popular). En un tenso pleno y con fuertes diferencias entre los magistrados, al final la sentencia ha sido clara: deben quedar fuera de la lista electoral el exdirigente de Cs Toni Cantó y el exalcalde de Toledo Agustín Conde.

Por segunda vez la Justicia se posiciona contra la candidatura de Ayuso, desestimando esta vez el recurso presentado por el Partido Popular contra la sentencia del fin de semana pasado del juzgado contencioso-administrativo número cinco de Madrid, que falló que no podían concurrir estos dos políticos al 4-M por haberse empadronado después del cierre del censo electoral.

Eso sí, la resolución ha provocado tensiones, con los jueces conservadores presionando y anunciando votos en contra, por parte de Andrés Ollero, Santiago Martínez-Vares y Alfredo Montoya, contra la ponencia de la progresista María Luisa Balaguer. El caso Cantó ha enturbiado la campaña desde que se anunció su fichaje. Ni la propia Ayuso estaba cómoda con un movimiento que venía directamente desde la calle Génova 13, realizado por el tándem formado por Teodoro García Egea, secretario general, y Fran Hervías (antiguo ‘número tres’ de Albert Rivera en Cs). Pero, tras el enfrentamiento inicial, Ayuso lo acogió como ‘número cinco’ y lo ha paseado por va...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.