Ayuso llama 'mantenidos' a quienes no tienen para comer desde una de las zonas más ricas de Madrid

M. J. Arias
·3 min de lectura

La campaña electoral madrileña echaba andar este fin de semana y, como venía sucediendo desde hace semanas, el mensaje de algunos de los candidatos se centró en lo bronco y en la polarización. Uno de los mensajes más comentados en las últimas horas y que más críticas ha despertado ha sido el lanzado por Isabel Díaz Ayuso desde el atril con el que inició su campaña en Goya y desde donde llamó “mantenidos” y “subvencionados” a quienes recurren a las llamadas ‘colas del hambre’ para poder alimentarse.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La candidata del Partido Popular centró una parte de su discurso en la confrontación con el Gobierno de Pedro Sánchez, a quien acusó, junto a sus socios en Moncloa, de necesitar “Madrid para seguir con su hoja de ruta, que es romper España, dividirla territorialmente y crean ciudadanos de primera y de segunda. De segunda, los mantenidos subvencionados que ellos crean como las colas del hambre para que la gente dependa de ellos”.

Lo que dijo le ha valido numerosos críticas por referirse así a quienes recurren a los bancos de alimentos y a las ayudas para poder comer en una situación social y económica que se ha visto agravada con la pandemia del coronavirus. Su mensaje, además, no deja de ser aún más llamativo por el lugar desde el que fue lanzado, la Plaza Salvador Dalí de Goya, como recogían las crónicas del acto. El mencionado lugar forma parte del barrio de Salamanca, uno de los más 'ricos' de la capital.

Allí, donde hace unos meses se produjeron las llamadas caceroladas de los ‘cayetanos’, la presidenta madrileña abrió su campaña. Un barrio que, según la estadística del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2019 recogida por El independiente, es uno de los de mayor poder adquisitivo a nivel nacional. Siendo La Moraleja, con una renta de 113.642 euros el más pudiente, el de Salamanca-Goya ocupa el cuarto puesto de esas lista con 61.562 euros de media.

Eso fue en la apertura de campaña. Solo unas horas después, el domingo, Ayuso presentaba su autobús de campaña y elegía de nuevo un lugar de alto poder adquisitivo. Esta vez, la localidad madrileña de Las Rozas. Según esa misma estadística reseñada por El Independiente, la número 29 de un listado de las 33 grandes ciudades donde se concentraba el 39,5% de la renta de aquel año, 2019. En el caso de Las Rozas, séptima localidad entre las madrileñas de ese ranking, el 0,44% de la renta disponible. 

En otra estadística de 2020, según publicó Telemadrid, sobre la renta neta media anual por habitante en municipios mayores de 20.000 habitantes, Las Rozas ocupaba el sexto puesto. Datos y elecciones de lugares para hacer campaña que, para quienes acusan desde la izquierda a Ayuso de hacer política y gobernar solo para unos pocos, no serían casualidad. 

Sobre lo dicho en Goya, este lunes Ayuso se defendía asegurando que "están retorciendo, de manera a mi juicio insensata y mezquina, lo que quiero decir. Yo no soy quien provoca las colas del hambre, están producidas por medidas que se han tomado de manera drástica. Y han provocado una ruina para muchas familias que desde este gobierno hemos defendido y por eso hay muchos ciudadanos saben hoy que mi gobierno ha antepuesto su interés al nuestro”. 

Además, ha insistido en defender su política de actuación contra el COVID asegurando que “si hubiera hecho lo de los demás, hoy en Madrid las colas del hambre darían la vuelta no a una, a siete manzanas. Todos los gobiernos van a estar ahí para ayudar, el mío el primero”.

EN VÍDEO | Pedro Sánchez evita mencionar a Ayuso en el arranque de la campaña electoral