Ayuso y Aguado celebran cien días de Gobierno distanciados por Vox

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente, Ignacio Aguado, y los miembros del Ejecutivo madrileño, durante su intervención en la presentación del balance de los primeros 100 días del Gobierno regional, este jueves en la Real Casa de Correos. EFE/Víctor Lerena

Madrid, 28 nov (EFE).- La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, han celebrado este jueves los cien primeros días del Gobierno de coalición del PP y Ciudadanos distanciados por su relación con Vox a cuenta de la reprobación del concejal de esta formación Javier Ortega Smith.

En el acto de presentación del balance, que se ha celebrado en la Real Casa de Correos, han participado todos los miembros del Ejecutivo autonómico.

Díaz Ayuso ha agradecido los esfuerzos realizados tanto a Ciudadanos como a Vox (que votó a favor de su investidura) y ha reafirmado su compromiso en el cumplimiento de los pactos firmados y la estabilidad institucional como parte fundamental de su tarea de Gobierno.

Aguado no ha citado a Vox en su intervención, aunque en respuesta a preguntas de los periodistas ha agradecido el apoyo de esta formación para permitir el Gobierno del PP y Ciudadanos en la región.

Sin embargo, en su discurso ha criticado de forma implícita a la formación de ultraderecha por su postura respecto a la violencia machista.

"Mientras unos dan la espalda a las mujeres maltratadas, nosotros damos la cara ante los agresores y tendemos la mano a las víctimas", ha dicho el vicepresidente, quien ha asegurado que el Gobierno regional no dará "ni un solo paso atrás en la lucha contra la violencia machista".

La presidenta madrileña ha reprochado a Ciudadanos que reprobase en el pleno del Ayuntamiento de Madrid al portavoz municipal de Vox, Javier Ortega Smith, cuando gobiernan gracias al apoyo de esta formación tanto en el Ejecutivo autonómico como en el municipal.

La reprobación salió adelante con los votos a favor de todos los grupos menos Vox y el PP, que alegó que estaba en juego "la libertad de expresión".

La medida la planteó el PSOE a raíz del acto organizado por el Ayuntamiento de Madrid con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, donde Ortega Smith fue abucheado tras instar a los demás partidos a "romper de una vez por todas el consenso del silencio negacionista".

Ayuso ha señalado que no está "acuerdo" con estar gobernando "gracias a un partido político" y luego unirse "a los demás contra ese partido político".

La presidenta ha insistido en que no piensa hacer "absolutamente nada que pueda menoscabar la unidad y la estabilidad institucional" y que cada vez que tenga que decirle algo a Vox, se lo hará saber en los medios o en intervenciones parlamentarias, pero "nunca" se unirá "a la izquierda" contra este partido.

"Cuando se hacen reprobaciones y se montan comisiones, haciendo un todos contra uno, lo único que haces es unirte a la feria de la izquierda y de la inestabilidad, y eso no me parece procedente", ha apuntado.

No obstante, Ayuso ha opinado que Ortega Smith eligió "un mal día" para mostrar su disconformidad con la manera de "atajar" la violencia contra las mujeres, a la vez que ha censurado sus "formas" en el acto, donde fue reconvenido por Nadia Otmani, una mujer víctima de violencia machista en silla de ruedas.

En sus cien primeros días, el Ejecutivo de coalición ha puesto en marcha más de 200 actuaciones, de las que 105 contribuyen al cumplimiento de las 155 medidas que conformaron el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos.

Para la portavoz de Vox en la Asamblea, Rocío Monasterio, no hay "motivos para celebrar" los cien días del Gobierno autonómico al no haber cumplido "ninguno de los puntos acordados" con su formación para investir como presidenta a Isabel Díaz Ayuso.

En declaraciones remitidas a los medios, Monasterio ha advertido de que el cumplimiento de dicho "acuerdo de investidura" será una "condición indispensable" para que Vox apoye los presupuestos regionales.

Desde el PSOE, su portavoz en la Asamblea, Ángel Gabilondo, ha mostrado su preocupación porque ve al Gobierno del PP y Ciudadanos "descoordinado" y "escorado a la derecha" por la influencia de Vox, que, en su opinión, está "marcando el paso" al Ejecutivo.

En nombre de Más Madrid, su portavoz en el Parlamento regional, Pablo Gómez Perpinyà, ha opinado que el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso (PP) ha "perdido" sus cien primeros días, demostrando estar "bloqueado" y "secuestrado por la extrema derecha" que representa Vox, que votó a favor de la investidura de la presidenta.

El diputado de Unidas Podemos Jacinto Morano considera que con el Gobierno del PP y Ciudadanos "la vida sigue igual" en la Comunidad, al haber sido "incapaz de aprobar ninguna propuesta ni unos presupuestos sin pasar por el aro de Vox".