Ayuso y Aguado agradecen el apoyo de Vox al Gobierno de coalición

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acompañada por el vicepresidente, Ignacio Aguado, y los miembros del Ejecutivo madrileño, durante su intervención en la presentación del balance de los primeros 100 días del Gobierno regional, este jueves en la Real Casa de Correos. EFE/Víctor Lerena

Madrid, 28 nov (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, han agradecido este jueves el apoyo de Vox al Gobierno de coalición formado por el PP y Ciudadanos en la región.

Díaz Ayuso y Aguado han presentado el balance de los primeros cien días del Gobierno regional en la Real Casa de Correos, junto a todos los miembros del Consejo de Gobierno.

La presidenta madrileña ha reconocido los esfuerzos realizados por Ciudadanos y por Vox y ha reafirmado su compromiso en el cumplimiento de los pactos firmados y la estabilidad institucional como parte fundamental de su tarea de Gobierno.

Por su parte, Aguado ha indicado que el Ejecutivo de coalición ha firmado un acuerdo de 155 medidas que ha definido como "un contrato" que "nos une y nos ata a los madrileños" y también ha agradecido el apoyo de Vox para permitir el Gobierno del PP y Ciudadanos porque, de lo contrario, hubiera salido adelante un Gobierno del PSOE y Podemos.

En su intervención, Díaz Ayuso ha destacado que el Ejecutivo de coalición es "un Gobierno liberal, fuerte y coherente, que ha permitido dar estabilidad y confianza a la región".

Ha agradecido a los madrileños por ser "la parte más importante de la historia de éxito que llevamos décadas construyendo" y ha recalcado que la Comunidad de Madrid es "la locomotora de España", como reflejan los datos del tercer trimestre del año.

La región es "el adalid del respeto a la diversidad, a la gente que va a misa cada domingo, a los que van de la mano por la calle con otra persona de su mismo sexo, a los que eligen tener familia, a los que deciden ir a los toros y a los que van a ver a su equipo favorito a los mejores estadios o al WiZink Center, el segundo espacio de eventos más importante de Europa", ha resaltado.

Díaz Ayuso ha mostrado su preocupación porque "estamos asistiendo a un proceso de involución y de ruptura nacional" en el que "ya hemos visto cómo el Gobierno central ha puesto en jaque nuestra capacidad normativa en el terreno fiscal" o "cómo se ha puesto en entredicho la libertad de nuestras familias para elegir el centro educativo que creen más conveniente para sus hijos".

Además, ha indicado, la Comunidad de Madrid se ha visto privada de fondos provenientes del Gobierno central "de forma arbitraria, unilateral y subjetiva", cuando ese dinero le pertenece, en alusión a lo adeudado de la financiación autonómica.

La respuesta del Gobierno regional siempre ha sido "el máximo respeto a la ley y al orden constitucional y la defensa de todos y cada uno de los madrileños", ha apuntado la presidenta madrileña.

"Tenemos claro que somos el bastión liberal en España, el objetivo a batir por parte de la izquierda más reaccionaria y anticonstitucional que ha visto este país desde la Transición", ha asegurado.

Frente "al desorden y la incapacidad de llegar a acuerdos del Gobierno central", ha precisado, el Consejo de Gobierno ha abordado 351 asuntos, entre ellos 29 decretos, 20 informes y 255 acuerdos relativos a contratos y ayudas.

De las más de doscientas medidas que se han puesto en marcha, ha destacado las nuevas deducciones fiscales para familias con dependientes o mayores a su cargo, estudiantes y jóvenes; el Plan Vive Madrid para facilitar el acceso a la vivienda a 15.000 familias madrileñas jóvenes o las ayudas para paliar los daños que las lluvias causaron a los agricultores madrileños.

"Este Gobierno cumple sus compromisos", ha aseverado Díaz Ayuso, quien ha precisado que, de las más de doscientas medidas, 105 contribuyen al cumplimiento de las 155 medidas que conformaron el acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos.

También ha mostrado su deseo de cumplir el acuerdo con Vox para seguir reduciendo la fiscalidad, reorientando el gasto público hacia la educación, la sanidad, las ayudas a la dependencia y a la discapacidad, garantizando la libertad educativa en la Comunidad de Madrid, reforzando los protocolos contra el acoso escolar y visibilizando a la familia desde la Consejería de Políticas Sociales.

En su intervención, Aguado ha expresado el deseo del Gobierno de coalición de convertir a la Comunidad de Madrid en "un referente de las libertades y en el refugio, en sentido amplio, de los liberales de cabeza y de corazón".

Aguado ha reconocido que los primeros días tras la formación del Gobierno "fueron días difíciles" porque Ciudadanos y PP "son dos partidos distintos que hasta hace pocos días" se enfrentaban "legítimamente para ganar la confianza de los madrileños".

"Pero con el paso de las semanas, al igual que pasa en cualquier convivencia, si hay una voluntad de que la convivencia perdure, las aristas y las fricciones se van limando", ha explicado el vicepresidente.

Para Aguado, el pacto de 155 medidas para conformar el Ejecutivo de coalición ofrece estabilidad, regeneración y reformas.

Ha remarcado la importancia de dotar de estabilidad a la región "en un momento de zozobra institucional al no tener un Gobierno en plenas funciones", así como la "regeneración para seguir construyendo la Comunidad de Madrid que queremos", y hacer reformas que permitan que en 2023, al final de la legislatura, Madrid esté "mejor que hoy".

Ha garantizado a los madrileños que, en este momento, tienen un Gobierno "unido", del cual se siente "particularmente orgulloso", tanto por las 155 medidas acordadas con su socio como por los consejeros que siempre han antepuesto "el interés de los madrileños al interés personal o partidista".

Entre las medidas impulsadas por el Gobierno, ha puesto en valor la ley de supresión de los aforamientos de la Comunidad de Madrid, la apertura progresiva del Metro 24 horas durante los fines de semana o el abono transporte gratuito para los mayores de 65 años.