Ayuntamiento y Naturgy acuerdan colaborar en medidas sociales para la Cañada

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 8 ene (EFE)).- El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se ha reunido hoy con el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, la compañía distribuidora de electricidad en la Cañada Real, que aportará el gasóleo para los grupos electrógenos previstos en el dispositivo de emergencia desplegado ante las fuertes nevadas.

Tras el encuentro, la eléctrica y el Consistorio han acordado colaborar en "medidas de carácter social", según ha indicado el Ayuntamiento.

Reynés ha informado al alcalde de la situación del suministro eléctrico en Cañada por parte de la compañía, que rechaza ser la responsable de los cortes eléctricos que sufren hace tres meses los sectores 5 y 6 de este poblado chabolista, uno de los más grandes de Europa.

Fuentes de Naturgy han explicado a EFE que llevan dando suministro durante 40 años a la Cañada "pese a que solo hay cuatro clientes legales", y han insistido en que no están cortando el suministro sino que las interrupciones del fluido eléctrico "se producen por sobrecargas en la red debido a elevados consumos no localizados".

"La compañía -han añadido- no puede prejuzgar el origen del exceso de consumo en la zona, pero para hacerse una idea de la magnitud de la sobrecarga, actualmente estas instalaciones están soportando un consumo extraordinario -para el que no están diseñadas ni preparadas- equivalente a unas 10.000 viviendas".

El consumo en una vivienda de la Cañada "equivaldría al de un hogar con un equipamiento 7 veces superior al normal en cualquier vivienda española. Claramente se constata que la sobrecarga de la línea no la producen consumos residenciales sino otro tipo de consumos intensivos no localizados".

Además, en el sector 6 "continuamos restableciendo la energía eléctrica varias veces cada día, volviendo a desconectarse automáticamente por las sobrecargas, debido a la continuidad en el uso intensivo de energía".

UFD, distribuidora eléctrica del grupo Naturgy, "sólo puede cortar el suministro a usuarios legales. En los sectores 5 y 6 de Cañada Real sólo hay 4 instalaciones legales por lo que, paradójicamente, aunque quisiera cortar la electricidad sólo lo podría hacer a estos 4 usuarios y no a las 1.500 viviendas que se calcula existen en la zona", han añadido.

Desde el mes de septiembre de este año la energía defraudada ha sido "un 70 % superior al mismo periodo de 2018 o 2019".

El Ayuntamiento de Madrid ha desplegado este viernes un total de 500 camas, repartidas en dos ubicaciones, destinadas a cobijar a las familias más vulnerables de la Cañada Real ante la alerta por bajada de temperaturas y las nevadas.

La portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha visitado esta mañana la instalación principal de este dispositivo, la antigua fábrica de muebles sita en la propia Cañada Real, donde hay 400 camas, así como alternadores para dar suministro eléctrico y calefacción.

El Ayuntamiento había anunciado ayer que en esta ubicación habría 600 camas, pero según han explicado a Efe fuentes municipales se ha rebajado la cifra a 400 para garantizar una distancia adecuada entre unas y otras.

Otras 100 están colocadas en el polideportivo Cerro Almodóvar, que estará operativo como 'plan B' y podrá ampliar su capacidad si es necesario, y Sanz ha apuntado que la parroquia de la Cañada Real tiene instaladas otras 60 camas.

El Ayuntamiento ha habilitado un teléfono (91 360 62 19) al que pueden llamar los residentes de la Cañada que necesiten ser trasladados a estos recursos, y habrá un "convoy informativo" para dar a conocer el dispositivo a los vecinos.

(c) Agencia EFE