La ayuda a Ucrania marca la primera cumbre hispano-rumana

Madrid, 23 nov (EFE).- La primera cumbre hispano-rumana, que se celebra este miércoles en Castellón, es considerada un importante paso adelante en las relaciones bilaterales entre ambos países, que comparten enfoques estratégicos en el seno de la Unión Europea y la OTAN y la apuesta por seguir ayudando a Ucrania ante el ataque de Rusia.

Llama la atención que hayan tenido que pasar 140 años desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países para que los respectivos gobiernos, con sus líderes a la cabeza, celebren la primera cumbre bilateral, lo que justifica que la cita reciba el calificativo de hito histórico de enorme valor simbólico.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el primer ministro rumano, Nicolae Ciuca, presidirán la cumbre, acompañados por seis miembros de sus respectivos gabinetes.

Sánchez estará acompañado en esta cumbre por la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; la ministra de Defensa, Margarita Robles; el ministro de Agricultura, Luis Planas; la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez; y la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

En la delegación rumana, además de Ciuca, estarán el ministro de Asuntos Exteriores, Bogdan Aurescu; el ministro de Defensa Nacional, Angel Tîlvăr; el ministro de Fomento, Obras Públicas y Administración, Attila Cseke; el ministro de Trabajo y Solidaridad Social, Marius Budăi; el ministro de Sanidad, Alexandru Rafila y el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Petre Daea.

Durante el encuentro se firmarán diferentes memorándums de entendimiento sobre cooperación sectorial en ámbitos como el trabajo y la protección social, las consultas políticas sobre asuntos exteriores, la formación de diplomáticos, la cultura, la cooperación en situaciones de emergencia, la agricultura y la sanidad, según han informado fuentes de ambas delegaciones.

Para Rumanía, que quiere que sus ciudadanos sean bien acogidos fuera de sus fronteras, esta cita tiene una especial importancia porque en España viven 1.100.000 rumanos, la comunidad extranjera más numerosa, residente principalmente en Madrid y la Comunidad Valenciana, concretamente en Castellón.

Por ello esta ciudad ha sido la elegida para celebrar la cumbre, donde se pondrá de manifiesto la buena sintonía entre Sánchez y Ciuca, que se extiende también a la relación que mantiene el presidente del Gobierno español con el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, según han remarcado desde la Moncloa.

El apoyo de España y Rumanía a Ucrania desde la Unión Europa y la OTAN y cómo seguir abordándolo será uno de los temas centrales del encuentro.

Rumanía es una de las zonas donde más impacto está teniendo la guerra en Ucrania ya que es el Estado miembro de la Unión Europea con la frontera más extensa con este país, que se prolonga a lo largo de 600 kilómetros, y dada su situación como zona ribereña del mar Negro.

En el ámbito económico, las relaciones entre los dos países se han incrementando en las últimas décadas, desde los 200 millones de euros anuales de intercambio en los años 90 a los 4.200 millones de euros en 2021, sumando importaciones y exportaciones.

Durante la visita a Castellón, el primer ministro Ciuca se reunirá con representantes de la comunidad rumana en España.

(c) Agencia EFE