La ayuda económica para mitigar la diferencia entre Norte y Sur en la campaña electoral italiana

·3 min de lectura

La forma en que el futuro Gobierno italiano utilizará los fondos del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia ha pasado a ocupar un lugar destacado en la agenda electoral transalpina. Algunos partidos políticos se han comprometido a revisar el plan de recuperación nacional del país. Italia es el país que ha recibido la mayor cantidad de este tipo de recursos en Europa. El 40 % de ellos se ha destinado a las regiones sureñas, para ayudar a resolver la división entre el norte y el sur. A lo largo de los años se ha agravado el problema de la crisis económica de la parte sur del país, también conocida como ‘Mezzogiorno’. En algunos casos, las tasas de desempleo han duplicado la media nacional. Sicilia es la región que más recursos ha recibido hasta ahora. El equipo de Euronews viaja a la región para saber cómo se están gastando los fondos y qué retos le quedan por delante al futuro Gobierno de Italia.

Euronews
Imagen de 'Via Giuseppe Garibaldi', una de las calles principales de la ciudad de Catania, en Sicilia. - Euronews

Nada mejor que el sur de Italia para entender por qué el país recibirá la mayor parte de los recursos de la UE para la recuperación tras la pandemia de coronavirus. Pero, ¿podrán esos fondos colmar el vacío existente entre el Norte y el Sur en cuanto a dificultades? Viajamos a Sicilia para averiguarlo. Invertir en infraestructuras es crucial para fomentar el crecimiento económico. El dinero se utilizará, principalmente, para completar proyectos que llevan mucho tiempo pendientes, dejando de lado los nuevos, como es el caso de una nueva línea de ferrocarril que conecta ciudades clave de la región, y que lleva mucho tiempo en preparación. Pero, se necesitan fondos adicionales para satisfacer todas las demandas.

"Por un lado, no hay suficientes profesionales para gestionar los fondos, y los municipios locales tienen que organizarse de alguna manera. Por otro lado, y a diferencia del plan original, los Fondos Nacionales de Recuperación no son suficientes para cubrir todas las necesidades en el sector de las infraestructuras. Si se dejan de lado las carreteras y autopistas, y las intervenciones solamente afectan a una parte de la red ferroviaria, se corre el riesgo de no cumplir con el objetivo", declara Marco Falcone, consejero de infraestructuras de la región de Sicilia.

Se han invertido más de 230 millones de euros, principalmente, en la restauración de viviendas sociales en toda la región. Visitamos un barrio pobre de las afueras de Catania, donde se encuentran algunos de esos edificios. Y... no son los únicos.

"Entre los proyectos que se están financiando con fondos pospandémicos se encuentran algunas propiedades confiscadas a la mafia, como esta de aquí. Lo que antes era un supermercado en los años 80, que pertenecía a uno de los más poderosos jefes mafiosos, ahora se va a convertir en una instalación para ayudar a las familias con bajos ingresos", indica la periodista de Euronews, Giorgia Orlandi.

La reutilización de este espacio de más de 600 metros cuadrados ayudará a la economía local.

"Es un símbolo de la lucha contra la delincuencia mafiosa, que servirá para apoyar a muchos residentes necesitados que viven en esta zona. Aquí, las organizaciones criminales siguen siendo fuertes, y tienden a reclutar a jóvenes que, luego, también se convierten en criminales", afirma Michele Cristaldi, teniente de alcalde de Catania, para los bienes confiscados a la mafia.

Pero, como explica el profesor Caserta, no es solamente una cuestión de cantidad.

"El problema es cómo transformar estos fondos en resultados concretos. Se requiere capacidad de planificación, reglas claras y transparencia en los procedimientos de la Administración pública... todos estos aspectos faltan aquí. Hacer una transferencia bancaria no es suficiente; es solamente el punto de partida, y tenemos que demostrar a la UE que estamos a la altura", señala Maurizio Caserta, profesor de Economía Política de la Universidad de Catania.

Al parecer, la tarea de mitigar la crisis económica de la zona sur de Italia continuará en el futuro, y más allá del plan nacional de recuperación del país transalpino.