La avioneta que más temen las navieras en aguas de Bélgica

·1 min de lectura

Una pequeña avioneta que hace temblar a grandes navieras a su paso por las aguas de Bélgica... Este aparato bimotor escudriña el mar en busca de rastros de vertidos y escapes procedentes de los buques de carga. Los guardacostas los recogen y analizan in situ para saber si ha infringido la normativa y merece ser multado:

- "En el avión, hemos instalado un sensor llamado sniffer, rastreador. Con él, podemos controlar las emisiones de los barcos. De hecho, controlamos dos normativas sobre las emisiones de los barcos: una para el azufre, y otra para el nitrógeno", explica Ward Von Roy, operador aéreo.

Se trata de una auténtica revolución en este tipo de tareas de vigilancia:

- "Es muy eficaz porque podemos controlar hasta diez o quince barcos por hora. En comparación, un inspector en el puerto sólo puede controlar un barco al día. Así que podemos controlar muchos más barcos que cualquier otro sistema", continúa Ward Von Roy.

Todos los análisis positivos deberán ser comprobados después en el puerto. La multa puede llegar a los 300 000 euros, aunque lo que más temen las navieras es que el barco en cuestión quede bloqueado por un tiempo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente