Se avecinan cambios en Facebook: obsesión con el metaverso y posible cambio de nombre

·2 min de lectura
Mark Zuckerberg, testificando por videoconferencia el 19 de julio. (Photo: Pool via Getty Images)
Mark Zuckerberg, testificando por videoconferencia el 19 de julio. (Photo: Pool via Getty Images)

Se avecinan nuevos tiempos para Facebook, gigante tecnológico fundado por Mark Zuckerberg que lleva unas semanas de lo más convulsas entre la gran caída mundial y la información interna comprometida sobre su efecto negativo en la salud mental que ha visto la luz por una garganta profunda.

Según ha informado este miércoles The Verge, la compañía está a punto de cambiar de nombre. Una fuente “con conocimiento directo sobre el asunto” ha afirmado a dicho medio que este cambio se producirá muy pronto, puesto que Zuckerberg quiere hablar de ello en la conferencia anual de la empresa, Connect, que tendrá lugar el 28 de octubre, pero podría desvelarse antes.

Ahora Facebook como tal engloba a la conocida red social, además de otras compañías como Instagram o WhatsApp. Con el cambio de nombre, no confirmado oficialmente, la empresa matriz se llamaría de distinta manera y la red social mantendría el nombre de Facebook, siendo un producto más de la compañía. En 2015 Google ya realizó un movimiento similar al renombrar la compañía como Alphabet.

Qué es el metaverso

El objetivo que persigue Facebook es “reflejar que el foco está puesto en el metaverso”, ha afirmado la citada fuente a The Verge. Ese término, metaverso, viene escuchándose mucho en los últimos días, sobre todo después de que se conociera que Facebook creará 10.000 empleos en Europa en los próximos cinco años para su construcción.

La siguiente pregunta viene sola: ¿y qué es un metaverso? Quien se acuerde de Second Life, aquel mundo de realidad virtual tan de moda en el inicio de los 2000, puede hacerse una idea. En la actualidad algunos videojuegos, como Fortnite, experimentan con este concepto.

El término lo inventó el escritor de ciencia ficción Neal Stephenson en la novela de 1992 Snow Crash. Hace referencia a entornos digitales donde se puede interactuar con avatares, gracias a la realidad virtual y a la realidad aumentada —no hay que olvidar la fuerte apuesta de Facebook por las gafas de realidad aumentada Oculus—. En ellos se puede trabajar, jugar o disfrutar de experiencias como conciertos.

El propio Zuckerberg ya ha declarado en alguna ocasión que será protagonista del futuro de internet tras la irrupción de los móviles: “Creo que va a ser el siguiente gran capítulo de nuestra empresa también”.

Por ahora todo está en una etapa muy embrionaria pero, como apunta la BBC, hay muchas aplicaciones del metaverso aún por descubrir, como podría ser probarse ropa de manera virtual antes de comprarla o que los fabricantes de coches presten los vehículos que saquen al mercado para conducirlos de manera virtual.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente