Avanza acuerdo nuclear con Irán; la UE propone borrador para retomar el pacto

·5 min de lectura
REUTERS - LISA LEUTNER

Este lunes en Viena concluyeron las negociaciones para reactivar el acuerdo internacional de 2015, en el cual se busca que Irán deje de fabricar armas nucleares. Washington había decidido retirarse del pacto tras acusar a Teherán de incumplirlo, sin embargo, luego de meses de arduas negociaciones, se anunció un nuevo borrador que ahora será analizado por todas las partes para su firma final.

Un alivio para la estabilidad nuclear mundial. Con un borrador final, las conversaciones para revivir el acuerdo nuclear de Teherán con las potencias mundiales terminaron el lunes en Viena. Así lo informó el principal diplomático de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien actúa como coordinador de las negociaciones.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, entregó un texto sobre la propuesta que había presentado hace dos semanas con el fin de reactivar el acuerdo conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). "Nuestra gran expectativa es que el texto sea aceptado, porque es bueno para todas las partes", aseguró.

Ahora, los negociadores jefe de Irán y Estados Unidos, Ali Bagherí Kaní y Robert Malley, tendrán que viajar a sus países a mostrar los resultados y ver si finalmente contarán con la aprobación de sus gobiernos, respectivamente.

Funcionarios iraníes aseguraron que no consideran la propuesta de la UE como definitiva, así que transmitirán sus "puntos de vista y consideraciones adicionales" luego de revisar el borrador. La última palabra para retomar el pacto la tendrá el líder supremo de Irán, Ali Khamenei.

Por su parte, Estados Unidos reaccionó positivamente frente al reciente anuncio de Borell: “Por nuestra parte, la posición es clara: estamos listos para concluir rápidamente un acuerdo sobre la base de las propuestas de la UE”, expresó el Departamento de Estado.

También dijeron que la restauración del pacto depende del país del Medio Oriente. “Ellos (Irán) dicen repetidamente que están preparados para volver a la implementación mutua (...) Veamos si sus acciones coinciden con sus palabras", agregó la entidad desde Washington.

Tras 16 meses de agitadas e intermitentes negociaciones para restablecer el acuerdo, Borrell anunció la decisión vía Twitter, asegurando que el borrador definitivo con las cuestiones técnicas está sobre la mesa y que la firma depende de las voluntades políticas de las partes.

Con este nuevo borrador, se pretende restaurar el pacto de no proliferación más importante del último cuarto de siglo en la relación iraní-estadounidense. El acuerdo nuclear de 2015 dio alivio a las sanciones de Irán a cambio de restricciones estrictas en su programa atómico, aseguró el diplomático español.

Aún existen grandes desafíos que podrían borrar el optimismo para retomar el acuerdo

Aunque no se revelaron detalles sobre la propuesta en concreto, el texto responde a aspectos técnicos, como los relacionados con el proceso del levantamiento de las sanciones impuestos hacia Irán por las acusaciones de incumplir el acuerdo del 2015.

Teherán asegura que su programa nuclear está diseñado para la generación de energía y otros fines pacíficos y no para la fabricación de armas, como ha sido acusado en distintas ocasiones por Estados Unidos.

Este fin de semana, los funcionarios europeos pidieron a Irán abandonar sus “demandas poco realistas” fuera del acuerdo original y le solicitaron someterse a una investigación por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), debido a un material nuclear no declarado encontrado en su territorio.

Se sabe que uno de los puntos fundamentales dentro de la propuesta entregada por la UE es la visita por parte de la OIEA para investigar sobre el uranio fabricado en Irán. El compuesto químico tiene una pureza del 60%, muy por encima del 3,67% permitido en el acuerdo del 2015; pero por debajo del 90%, que se considera apto para la fabricación de armas nucleares.

¿De qué se trata el pacto del 2015?

Irán y seis grandes potencias firmaron un acuerdo en el 2015, en el cual se buscaba restringir los programas nucleares de cada Estado y evitar el crecimiento del poder adquisitivo de armas nucleares a nivel global.

Bajo el mandato del republicano Donald Trump, Estados Unidos abandonó el acuerdo nuclear original en el 2018, luego que se supiera que Irán había desarrollado su programa nuclear al punto de estar cerca de disponer de combustible atómico utilizable en un arma nuclear.

Inmediatamente el país norteamericano, la UE y la ONU impusieron fuertes sanciones económicas a Teherán con el fin de entorpecer su desarrollo nuclear a corto plazo.

Desde la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden en 2021, revivir el acuerdo ha sido un punto fundamental para su Administración. En abril del año pasado, se acordó retomar el diálogo en Viena, ya que Irán se negó a tratar directamente con Estados Unidos.

El texto presentado por la UE pretende que Washington regrese al JCPOA y busca obligar a Irán a que cumpla con sus compromisos.

Sin embargo, a pesar de que este borrador ha sido aplaudido, Irán se mostró cauteloso, por lo que hay cierto escepticismo sobre las posibilidades de tener un avance en la firma final del acuerdo.

También preocupan las elecciones de mitad de mandato que se avecinan en Estados Unidos el 8 de noviembre; el posible triunfo de los republicanos en el Legislativo podría obstaculizar la firma, ya que este partido se opone al acuerdo.

Ahora la propuesta debe ser estudiada y aprobada por los gobiernos que aún pertenecen al JCPOA: Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China, Estados Unidos y, por supuesto, Irán.

No hay un tiempo límite establecido para la aprobación y el inicio del proceso de aplicación del acuerdo, pero según los portavoces de las partes, se espera que sea en pocas semanas.

"La pelota está en el campo de las diferentes capitales", dijo un representante de la UE.

Con Reuters y AP