Sigue el avance: Ucrania anuncia que sus soldados han liberado otros 20 asentamientos en un día

·6 min de lectura

Un punto de inflexión en la guerra. Después de un fin de semana en el que Ucrania ha recuperado unos 3.000 kilómetros de terreno, el Gobierno de Zelensky asegura que ha recuperado todavía más localidades: unas 20 en las últimas horas. Esta retirada ha disparado las especulaciones sobre un posible punto de inflexión en la guerra, ya que hasta ahora los avances territoriales logrados por las fuerzas ucranianas habían sido muy escasos.

“Solo en las últimas 24 horas las Fuerzas de Defensa lograron expulsar al enemigo de más de una veintena de asentamientos. Están bajo control total y se están tomando medidas de estabilización”, agregó el Estado Mayor ucraniano en su informe matutino que reproducen las agencias locales.

Agrega que los combatientes ucranianos continúan liberando “asentamientos de los invasores rusos en las regiones de Járkov (noreste) y Donetsk (este)”, puntos estratégicos que había logrado controlar Moscú.

Nataliya Humenyuk, jefa del centro de prensa de coordinación conjunta de las Fuerzas de Defensa del Sur de Ucrania, ha detallado que en las últimas dos semanas, las Fuerzas Armadas de Ucrania habían acabado con más de 1.800 “invasores rusos en el sur de Ucrania” y se habían liberado áreas con una superficie de casi 500 kilómetros cuadrados, según informa la agencia Ukrinform.

“Como se informó anteriormente, durante la retirada, las tropas rusas abandonaron rápidamente sus posiciones y se adentraron en los territorios temporalmente ocupados o en el territorios de la Federación Rusa”, precisa el órgano castrense, en una tendencia de retirada que hoy continúa.

Según ha enumerado Humenyuk, los asentamientos liberados de la región de Jersón donde ha vuelto a ondear la bandera ucraniana son: Visokopillya, Novovoznesenske, Bilogirka, Sukhy Stavok y Myrolyubivka.

También se observa que en la región “de Lugansk, en el este del país y vecina a Donestk, los militares rusos con sus familias abandonaron la ciudad de Svatovo, dejando solo a los soldados de la llamada ‘milicia del pueblo’ entre los residentes locales”.

Al mismo tiempo, las Fuerzas Aéreas de las Fuerzas Armadas de Ucrania infligieron ocho ataques, como resultado de lo cual se destruyeron un bastión de pelotón, seis áreas de concentración de mano de obra y equipo militar del enemigo, así como un sistema de misiles antiaéreos, añade.

... Y Rusia contraataca

Por su parte, medios ucranianos han informado de cortes de electricidad y de agua en varias regiones del país que atribuyen a un sabotaje ruso durante su retirada.

“Es una despreciable y cínica venganza de la agresión rusa por el éxito de nuestro ejército”, ha afirmado el alcalde de Járkov, Ihor Terejiv, en su cuenta en Telegram.

Es más, en los últimos ataques contra esta ciudad, las autoridades ucranianas han anunciado la muerte de un civil y al menos otros cuatro más han resultado heridos después de que un misil impactara contra un edificio residencial.

Pese a la contraofensiva que ha cogido a Moscú por sorpresa, el Kremlin mantiene su postura y asegura que conseguirá sus objetivos en el país vecino.  “La operación especial continúa y continuará hasta que se alcancen los objetivos que fueron fijados inicialmente”, ha asegurado el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Respecto a la posible reanudación de las negociaciones con Ucrania, el representante del Kremlin dijo que por el momento “no hay premisas para ello”. Peskov eludió dar más comentarios sobre el repliegue de sus tropas en Ucrania y ha redirigido la pregunta al Ministerio de Defensa de Rusia.

Instantes después, el Ministerio de Defensa de Rusia informó hoy en su parte de guerra matutino sobre ataques con misiles de alta precisión contra posiciones militares ucranianas en el este, centro y sur del país, incluida la región oriental de Járkov, donde se desarrolla una contraofensiva ucraniana.

“La Fuerza Aeroespacial de Rusia y la artillería continúan atestando golpes de alta precisión contra las unidades y las reservas del Ejército ucraniano en la región de Járkov”, de la que las tropas rusas se vieron obligadas a retirarse este sábado, señaló el mando ruso.

El portavoz de Defensa, Igor Konashénkov, puntualizó que los ataques estuvieron dirigidos contra efectivos y equipamiento bélico de las unidades nacionalistas Kraken, la 113 brigada de la Defensa Territorial y la 93 brigada mecanizada, ubicadas en las localidades de Kupiansk e Izium, recientemente recuperadas por Ucrania.

Situación de la guerra de Ucrania. (Photo: EUROPA PRESS)
Situación de la guerra de Ucrania. (Photo: EUROPA PRESS)

Situación de la guerra de Ucrania. (Photo: EUROPA PRESS)

Y para este esfuerzo, el Kremlin contará con el apoyo de las tropas chechenas que regresan a territorio ucraniano, en concreto a la zona del Donbás. “Adam Delimjanov, al frente de las unidades de la República de Chechenia, ha comenzado a realizar las tareas de una operación militar especial en el territorio de Ucrania y de la (autoproclamada) República Popular de Donetsk”, ha señalado el líder checheno, Ramzan Kadirov.

De esta forma, los soldados chechenos regresan de un periodo “de vacaciones” concedido por sus dirigentes después de que participasen en la toma de Mariúpol, Severodonetsk, Lisichansk y otras ciudades del este ucraniano.

Zaporiyia sigue en el foco

Rusia y Ucrania coinciden en aplicar la recomendación de la ONU para poner un perímetro de seguridad ante el riesgo de desastre nuclear pero ninguno cede.

Desde el Kremlin, Peskov ha expresado este lunes que Moscú rechaza por el momento retirar a sus tropas de la central y ha recalcado que, antes de tomar esta decisión, es prioritario que el Ejército ucraniano detenga sus ataques en la zona.

“Actualmente no estamos sopesando la idea de una retirada. Estamos hablando de lo principal, forzar a la parte ucraniana a dejar de lado el bombardeo bárbaro de objetivos en la zona en la que se encuentra la central, que podría tener consecuencias tristes y catastróficas”, ha dicho durante una rueda de prensa, según informaciones de la agencia de noticias Interfax.

Pese a la ocupación rusa de la central, las decisiones técnicas sobre su funcionamiento las sigue tomando el regulador nuclear ucraniano, situado en Kiev, situación que el director general del OIEA describió como “muy singular”.

Vuelve la esperanza tras la ocupación

Después de semanas en las que las tropas rusas ha avanzado por el este del país, el éxito de la contraofensiva ha devuelto el sentimiento de esperanza a la ciudadanía ucraniana. Y las redes sociales son un espejo de ello. Un espacio donde se comparten las emociones de los primeros encuentros entre los habitantes y sus soldados en las zonas liberadas, tras meses bajo la ocupación rusa.

″¡Llevamos seis meses esperándoos!”, saluda un grupo de ciudadanos a los soldados en Balakliya, una de las primeras ciudades liberadas en la región de Járkov, en el noroeste del país.

Este y otros vídeos similares son compartidos por los soldados en sus cuentas de las redes sociales. Se han convertido en la principal fuente de noticias desde el frente, ya que las autoridades y el ejército ucranianos mantienen hermetismo sobre los detalles de la ofensiva en curso y el acceso a los asentamientos liberados es limitado.

"Es tanta la felicidad y tantas las lágrimas cuando ves los vídeos de esas ciudades y pueblos liberados", dice. Siente "un orgullo increíble por todos nosotros, por nuestros soldados y por todos los que les ayudan".

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR