Graba una avalancha mientras se le viene encima y sobrevive

·3 min de lectura

Con la tragedia de la Marmolada (Italia) reciente aún, en las últimas horas se ha vuelto viral la publicación de un vídeo grabado por un turista británico de visita en Kirguistán al que se le vino encima una avalancha mientras se encontraba de ruta por las montañas Tian Shan. Por suerte, y pese a la espectacularidad de las imágenes, logró ponerse a salvo a tiempo al igual que el resto de su grupo como él mismo ha contado en redes sociales y recogido The Guardian.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

El citado medio informa de que el grupo era de 10 personas, nueve de las cuales eran británicos. Uno de ellos es Harry Shimmin, autor de las imágenes que ha compartido a través de su perfil en Instagram. En el vídeo, de menos de un minuto, se ve cómo la nieve se desplaza a gran velocidad y con un fuerte ruido hacia quien está grabando, que exclama expresiones de asombro. En los últimos segundos se aprecia cómo es alcanzado por el alud y logra refugiarse a tiempo.

Shimmin era una de las personas que estaba haciendo trekking cuando se produjo la avalancha que les obligó a buscar refugio urgentemente. Según ha contado él mismo en su post en Instagram, “acabábamos de llegar al punto más alto de la caminata y me separé del grupo para tomar fotografías en la cima de una colina/borde de un acantilado. Mientras tomaba fotografías, escuché el sonido del hielo profundo rompiéndose detrás de mí. Aquí es donde comienza el vídeo”.

Explica que había estado ahí unos minutos y sabía que disponía de un lugar seguro en el que refugiarse, al borde del acantilado, y que por eso no se movió cuando escuchó y vio acercase la nieve a gran velocidad, aunque reconoce que apuró y que es “muy consciente” de que su decisión fue arriesgada. “Sentí que tenía el control, pero a pesar de todo, cuando la nieve comenzó a caer y se oscureció / me costó respirar, estaba tapándolo y pensé que podría morir”, recoge su testimonio.

La experiencia se quedó en un susto y, aunque se sintió mareado y acabó cubierto con una capa de nieve pequeña, salió ileso. Shimmin se quedó apartado del grupo, pero logró reunirse con ellos después de pasar la avalancha y pudo comprobar que los demás también estaban a salvo, aunque algunos habían sufrido algunas heridas. “Todo el grupo reía y lloraba, feliz de estar vivo (incluida la niña que se hirió la rodilla). Solo más tarde nos dimos cuenta de lo afortunados que habíamos sido”, ha resumido sobre el reencuentro con los demás miembros de la expedición. Son conscientes de que unos minutos les salvaron de la tragedia.

En The Guardian explican que las montañas Tian Shan, donde tuvo lugar la avalancha grabada por este ciudadano británico, recorren el sudeste de Kirguistán y la frontera noroeste con China y eran parte de la antigua Ruta de la Seda.

EN VÍDEO | ¿Víctimas del cambio climático, en los Alpes italianos? Así lo apunta el primer ministro Draghi

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente