Autoridades, editores y escritores dan inicio a un Sant Jordi "esperanzado"

Agencia EFE
·2 min de lectura

Barcelona, 23 abr (EFE).- Atípica y esperanzadora es como ha definido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la Diada de Sant Jordi, en un acto de inicio de festividad al que han asistido representantes de las instituciones y del mundo del libro, "emocionados" de retomar un fiesta que el año pasado fue anulada.

"Será una Diada atípica -ha reconocido Colau-, con mascarillas y sin aglomeraciones, pero también llena de alegría, esperanza y optimismo, tras un año muy duro en el que la imagen de las calles vacías en el día de Sant Jordi fue traumática".

La alcaldesa se ha lamentado de las pérdidas y el dolor que ha causado la pandemia, pero ha agregado que "también ha traído cosas buenas", como el "reenamoramiento de la lectura" que ha sido "salvadora".

"La cultura no es sólo segura, es esencial para tener una vida digna", ha concluido la alcaldesa.

El acto también ha tomado la palabra el escritor Pol Guasch, que ha hecho un discurso duro con las instituciones, en el que ha criticado el "abismo global en el que vivimos".

"Me han invitado porque soy joven, escribo en catalán y parece que represento la diversidad, pero que yo esté aquí no significa que los jóvenes tengan oportunidades, la diversidad se respete o las lenguas convivan en paz en Cataluña", ha sentenciado.

También ha hablado la escritora y pregonera de Sant Jordi, Irene Vallejo, que se ha mostrado emocionada de poder celebrar esta festividad "en tiempos de asedio, en el que los dragones campan todavía a sus anchas, pero hay muchos libros andantes que han salido a salvarnos".

Al acto han acudido representantes de las instituciones, como la concejal Elsa Artadi, el teniente de alcaldía de Barcelona Joan Subirats, el representante de la Generalitat Lluis Baulenas y la representante del ministerio de Cultura, Begoña Cerro, así como miembros del sector editorial.

(c) Agencia EFE