Autoridades de Ecuador y Perú evalúan el proceso de desminado humanitario

Agencia EFE
·2 min de lectura

Quito, 26 mar (EFE).- Autoridades militares y diplomáticas de Ecuador y Perú celebraron este viernes la XXII Reunión de Autoridades Nacionales de Acción contra las Minas Antipersonal, en la que evaluaron la situación del retiro de explosivos de la frontera común que llevan adelante desde 1998.

La reunión virtual fue coordinada por el Centro de Desminado Ecuatoriano (Cendesmi) y el Centro de Acción Contra las Minas Antipersonal del Perú (Contraminas), además de autoridades de las Fuerzas Armadas y de los ministerios de Exteriores de los dos países, informó en un comunicado la Cancillería en Quito.

En el encuentro bilateral se pasó revista al estado actual de las operaciones de desminado en la frontera común, que fueron suspendidas el año pasado debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de la covid-19.

Uno de los temas centrales de la cita fue la identificación de estrategias para difundir los resultados del trabajo de desminado, para el conocimiento en ambos países y para obtener cooperación internacional que permita concluir con el retiro completo de los artefactos explosivos que aún yacen en la frontera común.

Ecuador y Perú sostuvieron una guerra no declarada entre enero y febrero de 1995 por la disputa de un sector de la frontera amazónica sin una demarcación definida y que había provocado frecuentes roces diplomáticos y bélicos.

Esa disputa se zanjó con un acuerdo definitivo de paz y límites, firmado por las partes en Brasilia en octubre de 1998, bajo el auspicio de los países garantes: Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos.

Durante el conflicto, ambos países escondieron en varias zonas de la frontera miles de minas antipersonal, cuya desactivación ha sido una tarea continua y de alto riesgo, ya que se realiza en zonas selváticas de la Amazonía.

Las actividades de desminado binacional se iniciaron a raíz de la firma de los Acuerdos de Paz de Brasilia, con el propósito de eliminar el peligro que constituyen los artefactos explosivos para las poblaciones de ambos países.

En la reunión de este viernes, ambas delegaciones acordaron participar de manera conjunta en eventos internacionales relacionados con el desminado humanitario, como la Convención de Ottawa sobre prohibición del uso de minas antipersonal.

De igual forma, se acordó llevar adelante dos talleres sobre desminado humanitario y trabajar en la creación de repositorios de archivos fotográficos, sobre las actividades realizadas por la Unidad Binacional de Desminado Humanitario.

Asimismo, ambas partes reiteraron su compromiso de intercambiar información para determinar las ubicaciones de algunas zonas donde aún persiste el peligro de la existencia de minas.

(c) Agencia EFE