Las autoridades afganas, aliviadas porque EEUU desea revisar su acuerdo con los talibanes

Mushtaq MOJADDIDI, Elise BLANCHARD
·3 min de lectura
El presidente afgano Ashraf Ghani (C) en Herat, el 21 de enero de 2021

Varios responsables del gobierno afgano expresaron el sábado su alivio ante la voluntad de la administración de Joe Biden de revisar el acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes, después de que los insurgentes intensificaran sus ataques en los últimos meses.

El consejero para la seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, llamó el viernes a su homólogo afgano, Hamdullah Mohib, y le "manifestó claramente" su intención de "reexaminar" el acuerdo, indicó su portavoz, Emily Horne, en un comunicado.

El acuerdo, no ratificado por Kabul, prevé la retirada total de las fuerzas estadounidenses para mayo de 2021 a cambio de que los insurgentes ofrezcan garantías en términos de seguridad y de que se establezca un diálogo de paz con el gobierno afgano.

Pero, pese a que estas negociaciones empezaran en septiembre en Doha, los talibanes han aumentado sus ataques.

Asimismo, Sullivan afirmó que quería "evaluar si los talibanes respetan su compromiso de cortar sus vínculos con los grupos terroristas, reducir la violencia y mantener negociaciones serias con el gobierno afgano".

También subrayó que Estados Unidos pretende apoyar los diálogos de paz en curso "con esfuerzos diplomáticos firmes a nivel regional".

- Violencia diaria -

El sábado, el ministro afgano de Paz, Abdullah Khenjani, se declaró satisfecho con el anuncio.

En un video enviado a la prensa, pidió que la revisión del acuerdo "conduzca al cese inmediato de la violencia, demandado por el pueblo afgano, y a una paz duradera en Afganistán".

De momento, las conversaciones entre el gobierno afgano y los talibanes no han dado frutos, y los insurgentes continúan atacando a diario.

En las ciudades, los asesinatos de periodistas, políticos y activistas por los Derechos Humanos, que Kabul y Washington imputaron a los talibanes, son cada vez más frecuentes.

Pero, aunque los talibanes suelen reivindicar sus ataques contra las fuerzas afganas, niegan la autoría de los asesinatos de miembros de la sociedad civil.

Al ser contactados por la AFP, declararon que seguían determinados a respetar sus compromisos adoptados en el marco del acuerdo firmado con Washington.

"Esperamos del otro bando que también se comprometa a respetar el acuerdo", declaró a la AFP Mohammad Naeem, portavoz de la rama política del grupo.

Desde la firma del acuerdo, los insurgentes dejaron de atacar a las fuerzas estadounidenses.

- Llamados a una tregua permanente -

Las autoridades afganas, que esperaban ver qué posición adoptaba la administración de Biden en este asunto, acogieron los comentarios de Sullivan con alivio.

"Hemos decidido seguir trabajando por un alto el fuego y una paz justa y duradera en un Afganistán democrático, capaz de preservar los logros de las dos últimas décadas", escribió Mohib en Twitter.

Sediq Sediqqi, viceministro de Interior, aprovechó las declaraciones del responsable estadounidense para criticar el acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes.

"El acuerdo no ha logrado por ahora poner fin a la violencia de los talibanes y lograr un alto el fuego", dijo en Twitter. "Los talibanes no han estado a la altura de sus compromisos".

El pasado martes, el futuro jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, estimó "indispensable preservar los avances realizados en favor de las mujeres y las niñas en Afganistán en los últimos 20 años".

El 15 de enero la administración de Donald Trump redujo a 2.500 el contingente militar estadounidense en Afganistán, su nivel más bajo desde 2001.

sl/rle/eb/at/bds/jvb/eg