El autor de la obra que compró el IVAM es hijo de Rueda, según Vicent Todolí

·2 min de lectura

Valencia, 19 nov (EFE).- El crítico de arte y exdirector artístico del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y de la Tate Modern de Londres, Vicent Todolí, ha asegurado este viernes que el autor de la obra que compró el IVAM atribuida al escultor Gerardo Rueda es, en realidad, su hijo adoptivo, José Luis Rueda, porque el artista "debe supervisar su acabado", y en este caso no pudo porque había fallecido.

Todolí ha declarado en calidad de testigo en el juicio que se sigue en Valencia contra la exdirectora del IVAM Consuelo Císcar, el ex director financiero del museo Juan Carlos Lledó y el hijo adoptivo del escultor, José Luis Rueda, por la compraventa, por 2,5 millones de euros, de obra del artista madrileño que las acusaciones consideran falsa por haberse creado "post mortem" y haberse alterado sus dimensiones originales.

A juicio de este experto, la reproducción en gran formato de maquetas que dejó Gerardo Rueda serían piezas cuya autoría sería atribuida a "quien mandó ejecutarlas", porque "solo el artista puede decidir el tamaño o el color", o "haber dejado instrucciones en detalle", y solo de este modo podrían ser consideradas obras póstumas.

Este experto valenciano en arte ha dicho que un museo público "siempre debe contar con informes de las obras que va a comprar, indicando los precios de mercado conocidos y el descuento aplicado, así como comprobar que no son robados o que no fueron incautadas por los nazis, por ejemplo".

Preguntado por la reproducción de esculturas, ha precisado que el artista "debe supervisar el acabado final" y ha expuesto que Rodin "autorizó el uso de sus moldes por parte de instituciones públicas".

En cualquier caso, ha recalcado, "se debe aclarar siempre la fecha de la fundición, el número de serie, y acreditar el proceso con fotografías y documentación", aunque posteriormente ha admitido que se trata de la costumbre, y que desconoce si esto es un precepto legal.

Ha explicado, además, que no conoce ningún caso en el que las esculturas adquiridas por un museo hayan sido fundidas tras la firma de la compraventa, como sucedió en este caso que se juzga (el IVAM pagó por las obras y posteriormente abonó el coste de su fundición y montaje).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente