Las autonomías prescindirán del 40% de sanitarios contratados por la pandemia

·2 min de lectura
Manifestación este sábado en Madrid en defensa de la Atención Primaria. (Photo: Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)
Manifestación este sábado en Madrid en defensa de la Atención Primaria. (Photo: Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)

Mientras crecen los casos de coronavirus en todo el continente y la sanidad española se ve colapsada por las citas en Atención Primaria y con especialistas, las comunidades autónomas van a ‘deshacerse’ en el próximo mes de unos 28.000 sanitarios que fueron contratados por la pandemia. Es decir, más del 40% de ellos.

Cadena SER ha recopilado las cifras de cada comunidad, que varían dependiendo del lugar. En Aragón, los sindicatos denuncian que los 2.400 contratos covid que se hicieron ya han desaparecido prácticamente; en Extremadura, no se han renovado el 80%; en Cantabria y Murcia se prescindirá del 66% y 60% de los contratos covid, respectivamente. En Madrid, los sindicatos señalan que se destruirán 5.000 de estos contratos, según les ha comunicado el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

En Andalucía, la gente ya ha salido a las calles a protestar por el despido del 40% de los sanitarios que fueron contratados por la pandemia (8.000 del total de 20.000); en Castilla-La Mancha desaparecerán 2.700 contratos, prácticamente los mismos que en la Comunidad Valenciana (3.000), que a cambio consolidará 6.000 nuevas plazas, según la Cadena SER. En Navarra, el recorte será del 30% de los refuerzos covid, porcentaje que será del 20% en Galicia.

Las CCAA que ‘se salvan’... y el peligro de este desmantelamiento

Sólo Cataluña, La Rioja y Castilla y León anuncian que no habrá recortes, de momento.

Hace unas semanas, el epidemiólogo y ex directivo de la OMS Daniel López Acuña alertaba en una entrevista con El HuffPost del riesgo de desmantelar el sistema sanitario y de salud pública justo en estos momentos. “Lo que ahora se producen son brotes, y tenemos que tener la capacidad de diagnosticarlos y de aislarlos”, señaló López Acuña. “Y eso implica no hacer lo que se está empezando a hacer, que es desmantelar los aparatos de rastreadores, de salud pública, los refuerzos de la Atención Primaria”, citaba. “Tenemos que dar la lucha intensamente; no sólo cuando están saturadas las UCI y los hospitales, sino cuando hay que controlar los brotes”, apuntaba López Acuña.

El sindicato CSIF dio unas cifras incluso más alarmantes: calcula que 50.000 sanitarios perderán su ‘contrato covid’ al finalizar el año.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente