El autoconsumo fotovoltaico: ayudas y rentabilidad de las placas solares

·5 min de lectura
Instalación fotovoltaica. (Photo: EL HUFFPOST)
Instalación fotovoltaica. (Photo: EL HUFFPOST)

El autoconsumo fotovoltaico es una de las macrotendencias que, ahora mismo, triunfan en todo el mundo. Las enormes ventajas de las energías renovables y el hecho de no tener una dependencia real por parte de los consumidores hacia los principales distribuidores de electricidad son solo dos de los motivos principales por los cuales la gente empieza a invertir en la instalación de placas solares en sus hogares.

Este proceso, a pesar de que requiere una inversión de tiempo y dinero importante, también cuenta con muchísimos beneficios, permitiendo ahorrar a largo plazo y propiciando todavía más el uso de las energías renovables. En España, hoy por hoy, se está llevando a cabo una campaña de concienciación acerca de este tipo de instalaciones de autoconsumo, que parecen haberse vuelto más populares a raíz de las novedosas ayudas económicas que se están desarrollando por parte de las autoridades.

Así, muchas personas se preguntan actualmente si verdaderamente compensa invertir en la instalación de placas solares, con diversos incentivos y con todas las ventajas de ser completamente independiente de la red eléctrica.

Cada día aumenta la demanda de este tipo de instalaciones fotovoltaicas en España y, por ese motivo, en este post intentaremos tratar los puntos más importantes que cualquiera debe tener en cuenta para comenzar con este proceso: desde donde encontrar instaladores fotovoltaicos profesionales, hasta a qué subvenciones se puede acceder o cómo de rentable es esta nueva forma de producir energía.

Ayudas y subvenciones para la instalación de placas solares

Las ayudas y subvenciones para la instalación de placas solares en España pueden llegar a financiar hasta un 50 por ciento del coste de cualquier sistema de autoconsumo fotovoltaico. Estas ayudas están pensadas para el fomento de las energías renovables y el autoconsumo energético como una fórmula mucho más eficiente tanto para los consumidores como para el medio ambiente.

De esta forma, se mejora la eficacia energética de la red y, tanto particulares como empresas pueden ver reducidos, entre otros, los costes de su factura de la luz. Además, estas ayudas se otorgan tanto a casas unifamiliares como a negocios, comunidades de vecinos, edificios…

¿Qué se necesita para solicitar estas ayudas?

Para acceder a estas ayudas se necesitan dos cuestiones verdaderamente sencillas: por una parte, un presupuesto de una empresa profesional de instalaciones fotovoltaicas y, por otra parte, la propia solicitud oficial de la ayuda, que puede gestionarla el propietario o la empresa instaladora.

¿Qué tipos de subvenciones existen?

Los tipos de ayudas que existen ahora mismo en España para la instalación de placas solares son básicamente de dos tipos: las ayudas calculadas sobre el precio de la instalación y las calculadas sobre los impuestos del estado.

En las ayudas calculadas sobre el precio de la instalación se evalúa el presupuesto y los costes totales de la instalación y, a partir de ahí, se subvenciona cierto porcentaje de la inversión. Por otro lado, en las ayudas calculadas sobre los impuestos del estado normalmente se aportan deducciones en el IBI o el ICIO y se suelen llevar a cabo de manera municipal.

En términos generales, debe optarse por una u otra ayuda, por lo que se suele acceder a las subvenciones sobre el precio de la instalación, con las que se puede llegar a amortizar entre un 40 y un 50 por ciento de los costes.

De todas formas, cada comunidad autónoma suele tener también una serie de ayudas o incentivos para estos proyectos, por lo que lo mejor es informarse en cada caso particular.

¿Cómo de rentable es el autoconsumo fotovoltaico?

El autoconsumo fotovoltaico es algo verdaderamente rentable para aquellos propietarios que estén buscando una forma de ser independientes de las compañías eléctricas y de conseguir un ahorro económico cada mes en su factura de la luz.

Es cierto que la instalación de placas solares para el autoconsumo fotovoltaico requiere de una inversión previa, sin embargo, gracias a la democratización de este servicio en los últimos años, al abaratamiento de los costes y a las ayudas y subvenciones desarrolladas por el Gobierno, hoy en día, es más sencillo que nunca.

Este tipo de facilidades se han dado también gracias a algunas de las principales empresas instaladoras de placas solares, que han visto un excelente nicho de mercado en una gestión integral de este tipo de procesos. Así, muchas empresas se encargan ya de todo el protocolo necesario para una instalación de este tipo, desde pedir los permisos y solicitar las subvenciones, hasta realizar la propia instalación y el posterior mantenimiento.

Requisitos para instalar placas solares de autoconsumo

Según la normativa actual sobre autoconsumo en España han de cumplirse algunos requisitos imprescindibles para cualquier instalación. En primer lugar, el tejado debe estar en perfecto estado para asumir el peso de las placas, la orientación del tejado debe estar situado hacia el sur y, finalmente, se deben evitar también las zonas de sombra, ya que perjudican la producción y minimizan el rendimiento.

Consejos para encontrar buenas empresas instaladoras profesionales

Finalmente, uno de los puntos más críticos cuando una persona decide realizar una instalación de placas fotovoltaicas en su hogar para el autoconsumo es el hecho de escoger una buena empresa instaladora. En este sentido, es necesario dedicar un tiempo a buscar información, contrastar opiniones y escuchar a otras personas que ya hayan pasado por este proceso.

En este sentido, es verdaderamente importante dedicar tiempo para solicitar, recibir y contrastar presupuestos, servicios y reseñas de las empresas instaladoras. Así, se puede manejar mucha más información y ver los pros y los contras que ofrece cada empresa.

Igualmente, en una instalación de este tipo donde es necesario realizar una inversión tan grande es sumamente importante revisar que las empresas en las que se tiene interés están dados de alta como instaladores oficiales, cuentan con todos los seguros y licencias necesarias, cumplen con sus obligaciones fiscales y trabajan con instaladores profesionales certificados.

Para terminar, lo último a tener en cuenta será siempre que la empresa instaladora ofrezca una garantía real, tanto de mantenimiento como de mano de obra o de componentes, que suelen estar comprendidas entre los 2 y los 5 años, y de entre los 12 y 25 años en el caso de los paneles que se instalen.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente