Autobús se incendia en Bulgaria y deja 45 muertos entre niños y adultos

·2 min de lectura

Un vehículo que trasladaba turistas de Macedonia del Norte explotó en una ruta cercana a Sofía y provocó la muerte de 12 niños y más de 30 adultos en la madrugada de este martes 23 de noviembre. Siete personas pudieron saltar del autobús, las cuales fueron trasladadas a un centro asistencial y se encuentran estables. "Esta es una gran tragedia", dijo el primer ministro normacedonio, Zoran Zaev.

En la madrugada de este martes, un autobús que transportaba a turistas de Macedonia del Norte y que provenía de Turquía, chocó, se incendió y explotó en una autopista de Bulgaria, a la altura de la ciudad de Bosnek, y propició la muerte de 45 personas, de los cuales 12 eran niños. Se trata del accidente de autobús más mortal en la historia del país balcánico.

De este vehículo hubo siete civiles que pudieron escapar por la parte trasera y fueron trasladados rápidamente al hospital de emergencia de Pirogov, en Sofía, donde están estables. Allí presentaron quemaduras y solo uno tenía alguna lesión física -una pierna rota-.

Los motivos que derivaron en el accidente no están completamente esclarecidos, pero una hipótesis indica que el colectivo chocó con una de las barreras de la carretera y el conductor habría fallecido primero, por eso las puertas no se abrieron en el incendio.

“La imagen es aterradora, nunca había visto algo así antes”, expresó Boyko Rashkov, ministro del Interior interino, a la prensa que estaba en el lugar del siniestro.

"Esperemos que podamos aprender las lecciones de este trágico accidente y que podamos prevenirlos en el futuro", reflexionó.

Borislav Sarafov, jefe del servicio de investigación de Bulgaria, detalló que manejan la posibilidad de que esta tragedia haya sido por un error humano del conductor o una falla técnica.

Cuatro autobuses de Macedonia del Norte con civiles de etnia albanesa habían entrado en suelo búlgaro a última hora del lunes luego de un viaje de fin de semana en Estambul y estaban rumbo a Skopje.

Rápidamente el primer ministro normacedonio, Zoran Zaev, se movilizó hacia el lugar del incidente y expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas. “Esta es una gran tragedia”, afirmó. También aclaró que dentro del vehículo había un ciudadano serbio y otro belga, pero no puntualizó si estaban entre las víctimas mortales o los sobrevivientes.

Zaev detalló una conversación que tuvo con uno de los ciudadanos hospitalizados que le dijo que los pasajeros dormían cuando sucedió una repentina explosión y que pudieron romper una ventana trasera para escapar.

Por su parte, Olta Xhacka –ministra de Relaciones Exteriores de Albania- confirmó que las víctimas eran de una comunidad albanesa en Macedonia del Norte. “Gran dolor por las 45 vidas perdidas de albaneses durante el trágico accidente en Bulgaria”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente