Austria prevé ordenar la detención preventiva para los yihadistas

·2 min de lectura
El presidente francés Emmanuel Macron (izq) junto al canciller austriaco Sebastian Kurz, en París, Francia, el 10 de noviembre de 2020
El presidente francés Emmanuel Macron (izq) junto al canciller austriaco Sebastian Kurz, en París, Francia, el 10 de noviembre de 2020

Austria ordenará la detención preventiva o la vigilancia electrónica para los yihadistas presentes en su territorio en respuesta al mortífero atentado del 2 de noviembre, anunció este miércoles el canciller, Sebastian Kurz.

"Hasta que no estén desradicalizadas e incluso si han cumplido su pena, crearemos la posibilidad de encerrar a esas personas para proteger a la población", declaró el dirigente conservador ante la prensa, tras un Consejo de Ministros.

"Para las que acaben de ser liberadas, habrá una vigilancia electrónica. Es una injerencia fuerte, pero se trata, en mi opinión, de una etapa necesaria para minimizar la amenaza que pesa sobre nuestra población", agregó el canciller.

Kurz no precisó en qué circunstancias se ordenaría la detención preventiva y no la vigilancia electrónica.

El gobierno austriaco también anunció que reforzará las herramientas para privar de la nacionalidad austriaca a los individuos condenados por terrorismo que tengan pasaporte de otro país.

Además, previó retirarles eventuales ayudas sociales y el permiso de conducir, además de la creación de un fichero para controlar a los propietarios de armas.

Sebastian Kurz obtuvo de los Verdes, con quienes gobierna en coalición y que detentan la cartera de Justicia, la simplificación de la disolución de asociaciones y el cierre de mezquitas si se demuestran casos de radicalización.

Se creará asimismo un registro de imanes y un fondo de indemnización para víctimas del terrorismo, en un país neutral de 8,9 millones de habitantes que durante mucho tiempo ha quedado al margen de la amenaza yihadista.

También se pondrá en marcha una plataforma en línea para alertar sobre eventuales actividades yihadistas.

El Parlamento discutirá estas medidas a principios de diciembre. El gobierno prometió legislar respetando la Constitución y los derechos fundamentales.

Según Kurz, alrededor de 150 individuos que viajaron a Siria o Irak para combatir junto al grupo yihadista Estado Islámico (EI) o que intentaron hacerlo se encuentran actualmente en territorio austriaco.

El autor del atentado que le costó la vida a cuatro personas en Viena el 2 de noviembre, y que fue abatido por la policía, había estado encarcelado tras haber sido arrestado cuando planeaba viajar a Siria, y luego fue puesto en libertad tras cumplir su pena.

bg/anb/jvb/mb