Austria apoya la entrada de Croacia en Schengen pero no de Rumanía y Bulgaria

Zagreb, 23 nov (EFE).- El Gobierno austríaco aseguró este miércoles que apoyará la entrada de Croacia en el espacio Schengen de libre circulación comunitario, pero será muy crítica sobre la incorporación de Bulgaria y Rumanía, al entender que fallan en el control migratorio de las fronteras exteriores de la Unión Europea.

“Croacia ha cumplido sus compromisos correctamente. Apoyaremos la entrada de Croacia en Schengen, pero seremos muy críticos al tratarse de Bulgaria y Rumanía”, aseguró el canciller austríaco, el conservador Karl Nehammer, en rueda de prensa en Zagreb, donde está de vista oficial.

El jefe del Gobierno austríaco explicó que de los 100.000 inmigrantes ilegales que este año entraron en Austria, unos 75.000 no fueron registrados en ningún de los otros países comunitarios por los que tuvieron que pasar para llegar a suelo austríaco.

"Es evidente que Schengen no funciona", dijo Nehammer.

De hecho, afirmó que las investigaciones austríacas apuntan a que la mayoría entraron desde Bulgaria y Rumanía, países con frontera externa de la UE.

El primer ministro croata, Andrej Plenkovic, recordó por su parte que su país desea entrar en el área Schengen el 1 de enero de 2023 tratándose de las fronteras terrestres y a partir del 26 de marzo en cuanto a los aeropuertos, además de acceder a la eurozona, paso que ya ha sido aprobado por la Unión Europea.

La Comisión Europea pidió el 16 de este mes al Consejo de la Unión Europea que adopte sin más dilación las decisiones necesarias para permitir a Bulgaria, Croacia y Rumanía su plena participación en el área Schengen.

La CE señaló que Bulgaria y Rumanía completaron con éxito el proceso de evaluación de Schengen en 2011 y que en 2021 el Consejo confirmó que Croacia también cumplió todas las condiciones necesarias.

Nehammer y Plenkovic acordaron pedir a la CE una regulativa más eficaz para prevenir la inmigración ilegal y facilitar la deportación de inmigrantes ilegales a sus países.

(c) Agencia EFE