Australiana sobrevive a ataque de canguro enorme

PERTH, Australia (AP) — Una australiana pensó que estaba a punto de morir cuando un enorme canguro la atacó mientras paseaba a sus perros.

Janet Karson, del poblado suroccidental de Deanmill, dijo al periódico The West Australian en un reporte publicado el miércoles que estaba paseando con sus perros el sábado cuando apareció el canguro. Uno de los canes lo persiguió y ella se apresuró a alcanzarlo.

Cuando llegó a donde estaban, el canguro tenía sus garras encajadas en la mascota.

"Usé un palo para quitar sus garras de mi perro y luego se puso frente a mí... era enorme", dijo Karson al periódico. "Todo lo que puedo recordar son sus garras sobre mí y el olor de mi propia sangre cuando mi cabeza cayó sobre su pecho. Pensé: 'Eso es todo, estoy acabada'.

"Todo ocurrió tan rápido... en unos segundos había concluido", agregó.

Karson no sabe si los perros le quitaron al canguro de encima o si éste decidió poner fin a su ataque, el cual le dejó cortadas en el cuello, orejas y espalda. Dijo que requirió 20 suturas para cerrarle las heridas en las orejas.

"Honestamente, creo que es un milagro que esté viva", señaló.

No está claro qué clase de canguro atacó a la mujer. Los canguros rojos machos, el marsupial más grande del mundo, pueden alcanzar una estatura similar a la de un hombre y pesar unos 90 kilos (200 libras).

Los canguros no suelen atacar a los seres humanos, aunque de vez en cuando lo hacen. En julio, una australiana de 94 años ahuyentó con una escoba a uno rojo que la iba a atacar antes de que la policía dominara al animal con aerosol pimienta.

PUBLICIDAD