Australia y Nueva Zelanda bloquean el ingreso de personas no residentes

Los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda anunciaron el jueves el bloqueo al ingreso de personas no residentes en cada país, en un dramático refuerzo de las medidas para contener la propagación de la pandemia de COVID-19.

"Será aplicada una prohibición de viaje a no residentes y ciudadanos no australianos que lleguen a Australia, y entrará en vigor a las 21H00 del mañana" (viernes), anunció el primer ministro, Scott Morrison.

Esta semana, el gobierno australiano había formulado un enérgico llamado a sus ciudadanos a no viajar al exterior, pero ahora bajó la cortina en el sentido inverso, cerrando las puertas a los viajeros que no sean residentes en el país.

Este jueves Nueva Zelanda también anunció el cierre de sus fronteras para contener la propagación del COVID-19.

"Admito cuanto esto es extraordinario. En ningún momento en la historia de Nueva Zelanda ha sido usado un poder como éste", dijo la primera ministra Jacinda Ardern.

"La decisión de este jueves bloquea a cualquier turista, o portador de una visa temporaria, como estudiantes y trabajadores temporarios, de ingresar a Nueva Zelanda", dijo Ardern.

Sin embargo, por ahora ni Australia ni Nueva Zelanda han determinado el cierre de las escuelas ni adoptaron medidas de confinamiento.

Australia registra hasta ahora 642 casos confirmados de coronavirus, aunque el número ha estado duplicándose cada tres días. En tanto, Nueva Zelanda cuenta con 28 casos confirmados.