Australia se lanza a la búsqueda del tilacino tras recientes avistamientos

Dos ejempalres de tilacino en cautividad (crédito imagen Wikipedia).


En la punta más septentrional de Queensland, el gran estado del noroeste de Australia cuya capital es Brisbane, dos personas acaban de relatar qué se siente al enfrentarse a una criatura a la que todos dan por extinta desde hace 80 años. Conscientes de que muy poca gente iba a tomarles en serio, han tomado sus precauciones a la hora de notificar el hallazgo. Normal, el animal que dicen haber visto es un tilacino, el lobo marsupial que se cree exinto en suelo continental australiano desde hace 2000 años.

¿Imposible? Nada es imposible, y si no que se lo digan al equipo de entusiastas ornitólogos que acaban de fotografiar en Australia a un loro que se se creía desaparecido en el occidente de la isla continente desde hace 100 años.

Algún viso de realidad parece tener la historia, cuando el mismísimo rey de los escépticos, Richard Dawkins, acaba de afirmar en Twitter que le encantaría que fuese verdad que existiese vivo algún tilacino.

Este lobo marsupial, también conocido como tigre de Tasmania, se extinguíó oficialmente en 1936 cuando el último ejemplar murió en el Zoo de Hobart de la isla de Tasmania, institución hoy desaparecida.

Sin embargo, desde entonces y hasta nuestros días, 3000 personas aproximadamente han declarado haberse topado con esta criatura en algún momento, tanto en el suelo contintental de Australia, como en la isla de Tasmania.

Ma pa de Australia. En rojo la península de Cape York en la que produjeron los avistamientos.


Por lo que puedo leer, los dos testigos visuales recientes han debido de ser lo bastante convincentes como para que los científicos de la Universidad James Cook lancen una campaña de búsqueda que sembrará de cámaras trampa la península de Cape York, en el extremo norte del estado de Queensland.

El profesor Bill Laurance, de la citada universidad James Cook, dice haber hablado largamente con los dos testigos, quienes fueron capaces de dar descripciones muy detalladas. Uno de ellos es un veterano empleado del Servicio de Parques Nacionales de Queensland, y el otro es un campista que visita frecuentemente el norte del estado.

Laurance cree que las descripciones de los ojos, tamaño, forma y comportamiento que dan los dos testigos, que no se encontraban juntos en el momento del encuentro (de hecho los avistamientos tuvieron lugar en emplazamientos diferentes de la península del Cape York), hace improbable que se tratase de otras criaturas que habitan en la zona, como dingos, perros salvajes o jabalíes.

¿Habrá sobrevivido algún ejemplar de este esquivo animal durante tanto tiempo, sin que algún humano haya logrado fotografiarlo vivo o muerto? Me temo que es bastante improbable, pero el estudio que la universidad realizará con cámaras trampa servirá al menos para comprobar el estado de la fauna salvaje del norte de Queensland.

Y de verdad que me encantaría creer a estos dos testigos y que el tilacino apareciese próximamente en alguna fotografía.

Me enteré leyendo The Guardian.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines