Sigue la movilización global antes de la cumbre de la ONU sobre el clima en Madrid

Por Isabelle LE PAGE y Andrew BEATTY
1 / 6
Una protesta de los activistas de Extinction Rebellion se manifiestan fuera de la librería pública de Nueva York el 29 de noviembre de 2019

Decenas de miles de manifestantes protestaron este viernes contra el cambio climático, en el marco de una nueva jornada de movilización mundial antes de la cumbre de la ONU en Madrid, que se anuncia tensa.

Unas 630.000 personas se manifestaron en más de 500 ciudades de Alemania, anunció el movimiento Fridays for Future (Viernes para el Futuro), inspirado por la joven sueca Greta Thunberg.

Con carteles que proclaman "Un planeta, una lucha" o "Estamos en huelga hasta que actuéis", miles de jóvenes se reunieron en la emblemática Puerta de Brandeburgo de Berlín.

En Hamburgo, una ciudad del norte, unos 30.000 manifestantes lanzaron la alarma contra el calentamiento global, mientras que en Múnich, en el sur, eran unos 17.000, según la policía.

También se llevaron a cabo otras acciones en Europa, aunque de magnitud fue inferior que la última movilización mundial, en septiembre pasado.

Unas 1.700 personas se manifestaron en Madrid, donde tendrá lugar la próxima semana una reunión de 12 días de las Naciones Unidas sobre el clima, la COP25.

El objetivo de la cumbre es animar a los gobiernos a intensificar sus esfuerzos en materia de lucha contra el cambio climático.

En Francia, los militantes concentraron su ira contra las rebajas del Viernes Negro ('Black Friday"), bloqueando centros de distribución de Amazon en París, Lyon y Lille.

Cientos de jóvenes se reunieron en Lisboa, donde Greta Thunberg llegará pronto antes de viajar a Madrid para la COP25.

- Contra el consumo -

En Estados Unidos, en una jornada semifestiva después del Día de Acción de Gracias que se celebró el jueves, decenas de activistas se reunieron frente al Capitolio para celebrar un funeral simbólico.

Frank Fritz, un sindicalista de 24 años, contó a la AFP que se unió a los movimientos ambientalistas después de que su casa en Nueva Jersey fuera dañada por el huracán Sandy en 2012.

"Cosas como estas se van a volver cada vez más frecuentes, no irán a menos, a medida que siga la perturbación del clima y sigamos contaminando", dijo Fritz.

La convocatoria contó con la participación de la actriz Jane Fonda, que fue arrestada en varias ocasiones en las últimas semanas cuando participaba en protestas por el clima.

En Montreal, Canadá, las asociaciones ambientalistas se manifestaron en la universidad donde distribuyeron gratuitamente ropa usada para denunciar el consumismo del "Black Friday" y sus efectos sobre el medioambiente.

En México los colectivos de estudiantes volvieron a salir a la calle con pancartas que decían "Ni un grado +, ni una especie -" y "No hay planeta B".

- Humo tóxico -

El viernes Sídney dio el pistoletazo de salida de las manifestaciones mundiales. La metrópolis australiana estaba precisamente envuelta en una espesa nube de humo tóxico relacionada con los incendios que asolan la costa oriental del país.

Los manifestantes se congregaron en Sídney frente a la sede del partido conservador en el poder, acusado de quitar importancia a la amenaza del calentamiento global. Agitaban pancartas en las que se leía "Tú quemas nuestro futuro" mientras coreaban "Nos levantaremos".

Cientos de incendios forestales devastaron los estados australianos de Nueva Gales del Sur (Sudeste) y Queensland (noreste).

También hubo protestas en Tokio, donde cientos de personas marcharon a través del distrito de Shinjuku.

"Siento una sensación de crisis porque casi nadie en Japón está interesado" en el cambio climático, comentó una estudiante de 19 años, Mio Ishida.

"Me inspiraron mucho las acciones de Greta. Pensé que si no actuaba ahora, sería demasiado tarde. Quería hacer algo concreto", añadió.

En Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, unos 50 estudiantes, escolares y universitarios, realizaron una marcha hacia el ministerio de Medioambiente, llevando pancartas y coreando consignas exigiendo que el gobierno declare una emergencia climática.

"Se trata de hacer algo en lo que crees", explica Saumya Chowdhury, de 23 años. "Queremos que el gobierno lo reconozca y hable sobre este tema con la gente".

India es una de las mayores fuentes de gases de efecto invernadero del mundo y tiene 14 de las 15 ciudades más contaminadas del planeta, según un estudio de Naciones Unidas.

El mes pasado, millones de personas se manifestaron en todo el mundo como respuesta a una convocatoria de huelga por el clima.