Australia y su profunda dicotomía frente al carbón

·1 min de lectura
© ARTE

Australia se debate entre la transición energética hacia las renovables y su condición de mayor exportador de carbón del mundo. Esta incoherencia les ha llevado a apoyar la apertura de una mina gigante frente a la Gran Barrera de Coral, mientras en algunas zonas la transición hacia las energías renovables es una realidad.

En algunas ciudades australianas, la revolución energética camina a paso firme. Conscientes de la huella de las energías fósiles en la salud del planeta, decenas de proyectos e inversiones se concentran en la transición energética para dejar, definitivamente, el carbón.

Para los ecologistas, “el carbón es el pasado” y por ello le declaran la guerra, desde el activismo, a los nuevos proyectos mineros que se abren paso a costa de todo.

Mientras en algunas zonas se celebra el cierre de minas, en otras se espera con ansias el lanzamiento de proyectos mineros para reactivar la economía y atacar el desempleo.

Australia camina entre esta dicotomía y su población está igual de dividida: