Australia cometió un "gran error" al cancelar el acuerdo de submarinos: embajador francés

·2 min de lectura

Este 18 de septiembre el embajador francés, quien fue llamado a consultas en París, rechazó la decisión de Canberra de suspender el acuerdo multimillonario para la fabricación de submarinos con la estatal francesa Grupo Naval para abrir un nuevo contrato con Estados Unidos y Reino Unido.

La crisis diplomática entre Australia y Francia continúa. Después de que Canberra decidiera cancelar unilateralmente y sin previo aviso un contrato con Grupo Naval para la construcción de submarinos y anunciara la creación del acuerdo AUKUS, en el que se prevé la construcción de una nueva flota de submarinos fabricados por Estados Unidos, Francia llamó a consultas a sus embajadores en Estados Unidos y Australia, este último se pronunció al respecto de la decisión:

"Creo que esto ha sido un gran error, un muy, muy mal manejo de la asociación, porque no era un contrato, era una asociación que se suponía que debía basarse en la confianza, el entendimiento mutuo y la sinceridad", dijo el embajador Jean-Pierre Thebault en una rueda de prensa en Canberra.

Australia dijo el jueves que descartaba el acuerdo firmado en 2016 en el que la compañía francesa estatal Grupo Naval iba a construir una flota de submarinos convencionales. En su lugar, anunció que construiría al menos ocho submarinos de propulsión nuclear con tecnología estadounidense y británica después de establecer una asociación de seguridad trilateral.

Francia calificó la cancelación del acuerdo -valorada en 40.000 millones de dólares en 2016, pero valorada según Francia en mucho más- como una "puñalada por la espalda'' y llamó a consultas a sus embajadores de Estados Unidos y Australia.

"Me gustaría encontrarme con una máquina del tiempo, si es posible, y estar en una situación en la que no terminemos en una situación australiana tan increíble, torpe e inadecuada", dijo Thebault. "Me entristece mucho que me obliguen a irme, aunque es necesario realizar una reevaluación", aseguró.

Australia indica que "entiende la profunda decepción" de Francia

Por su parte, Australia dijo que lamentaba la destitución del embajador francés, que valoraba la relación con Francia y que seguiría colaborando con París en otros temas.

"Australia comprende la profunda decepción de Francia con nuestra decisión, que fue tomada de acuerdo con nuestros claros y comunicados intereses de seguridad nacional", dijo una portavoz de la ministra de Relaciones Exteriores, Marise Payne, en un comunicado.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, dijo que Francia era un "aliado vital" y que Estados Unidos trabajaría en los próximos días en resolver las diferencias.

La disputa marca el punto más bajo en las relaciones entre Australia y Francia desde 1995, cuando Canberra protestó por la decisión de Francia de reanudar las pruebas nucleares en el Pacífico Sur y llamó a su embajador para consultas.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente