La ausencia de la Luna favorecerá la observación de las Leónidas

Agencia EFE
·1 min de lectura

Madrid, 17 nov (EFE).- Las Leónidas, la segunda lluvia de estrellas más importante del otoño, no suele ser muy espectacular pero, en esta ocasión, la ausencia de la Luna favorecerá la observación de este evento que permite ver unos 15 meteoritos por hora.

Esta lluvia de estrellas, observable a simple vista, tiene lugar entre el 6 y el 30 de noviembre pero esta noche vivirá su máximo, el momento de mayor intensidad del fenómeno, según el Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

Las lluvias de estrellas se producen cuando la traza de partículas de polvo y rocas que dejan los cometas en su órbita entran en la atmósfera de la Tierra y se volatilizan produciendo un efecto luminoso: los meteoritos.

Aunque algunas lluvias de estrellas proceden de asteroides (cometas exhaustos que han perdido todos sus elementos volátiles), la mayoría de las lluvias proceden de un cometa.

Así, las Leónidas son los restos del cometa Tuttle, que al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, se calientan por fricción y se vaporizan a gran altura durante unos segundos en los que brillan como estrellas fugaces.

Para observarlas, lo mejor es hacerlo en el pico máximo de la lluvia (esta noche), lejos de la contaminación lumínica de las ciudades, y a partir de la medianoche, cuando la Luna desaparezca del horizonte.

Esta lluvia de estrellas toma su nombre de la constelación de Leo, el punto del que parecen venir los meteoros, denominado 'radiante', explica el portal meteorológico Meteored, que recuerda que las Leónidas son un espectáculo sorprendente con meteoros no tan brillantes como las Perseidas de agosto pero sí de mayor tamaño.

(c) Agencia EFE