Aumentan las hospitalizaciones por bronquiolitis: cuáles son los síntomas que hay que vigilar

Padre sonándole la nariz a su hijo.
Padre sonándole la nariz a su hijo.

Padre sonándole la nariz a su hijo.

No solo el covid-19 está teniendo un repunte en este mes de noviembre, también lo está haciendo la bronquiolitis, que está provocando que aumenten los ingresos en hospitales en menores de cuatro años y, especialmente, en los bebés de menos de tres meses.

Tal y como explicó en El HuffPostel médico Jesús Martínez Álvarez, la bronquiolitis “es una inflamación que afecta a los bronquios más finos de los pulmones y que produce una dificultad para respirar”. “Los virus principales que provocan las bronquiolitis más graves son: el VRS (Virus Respiratorio Sincitial), algún rinovirus y el nuevo rocavirus”, ha señalado.

Según datos del informe sobre Vigilancia centinela de Infección Respiratoria Aguda en Atención Primaria (IRAs) y en Hospitales (IRAG) de Gripe, covid-19 y otros virus respiratorios, en la semana del 3 al 10 de noviembre se han detectado 455 casos de IRAs —donde se incluye la bronquiolitis— por 100.000 habitantes frente a los 540 de la semana anterior.

Los sanitarios, como Eduardo Consuegra, jefe de Servicio de Pediatría del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA), han confirmado esta tendencia en hospitales. Según ha contado al medio Salamanca 24 horasmás del 60% de las visitas a Urgencias Pediátricas son por esta causa.

“Estamos teniendo una temporada con muchos ingresos. Además, se ha adelantado unos dos meses de lo que hasta ahora era lo usual. Aún no sabemos si se prolongará más allá de lo esperado o tendrá una duración similar al promedio histórico”, ha contado citado medio.

¿Cuáles son los síntomas a los que estar atento?

El principal síntoma de bronquiolitis es la dificultad respiratoria provocada por los problemas del tracto respiratorio, aunque puede ir acompañado de tos, fiebre, secreción nasal o dolor de cabeza. Estos son los primeros síntomas a los que estar atento para evitar que la enfermedad avance hacia algo más grave.

A la hora de plantearse si llevar el pequeño a urgencias, Consuegra ha indicado a Salamanca 24 horas que hay que prestar especial atención a si el niño “respira rápido” o a si “con cada respiración se le hunde la piel entre las costillas, se le marca exageradamente la línea que separa el tórax del abdomen o se le acentúa el hueco de encima del esternón”.

Lo mismo sucede con los bebés, donde se puede dar con aleteo nasal, cabeceo o quejido al respirar.

¿Cómo se trata?

Además de que apenas hay medidas de prevención más allá del lavado de manos o el uso mascarilla para evitar el contagio tampoco hay un tratamiento concreto para la bronquiolitis, al tratarse de una enfermedad vírica.

Martínez Álvarez apunta que “no hay tratamiento” para los virus: “Intentamos muchas cosas, pero lo único que funciona realmente es el oxígeno, enchufar al peque a un aparato más o menos complejo y esperar a que pase en unos 3 a 15 días”, detallaba a El HuffPost.

¿Qué lo produce?

Tal y como se muestra en el informe de vigilancia, en el que se ha aislado en 17 casos el VRS, la causa de la bronquiolitis es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), un Paramyxovirus altamente contagioso, que se transmite por contacto directo o a través de las gotas de saliva.

El VRS, además de bronquiolitis, puede provocar neumonías especialmente graves en bebés y niños pequeños. Se da de forma estacional en los meses de invierno.

La tasa de VRS alcanza ya los 5,8 casos por cada 100.000 habitantes de casos en hospitales. En niños 0 a 4 años, su tasa es de 70,8, seguida, muy de lejos, por la de los mayores de 79 años (2,8 por cada 100.000 habitantes).

Además, se han notificado otros 401 positivos no centinela de VRS desde las redes de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Galicia, Murcia y La Rioja, lo que deja una positividad del 10%.

“A los 2 años, al menos el 90% de los niños han sufrido una infección por VSR”, explicó al HuffPost Octavio Ramilo, jefe de enfermedades infecciosas del Nationwide Children’s Hospital. “Se estima que durante su primer año de vida, entre el 50% y el 60% de los bebés se infectan de VSR. El problema es que el 3% de esos niños enferman de gravedad porque la infección llega a los pulmones”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR