Aumenta la vivienda en venta en Berlín tras la ley que congela los alquileres

Aumenta la vivienda en venta en Berlín tras la ley que congela los alquileres. EFE/EPA/FELIPE TRUEBA/Archivo

Berlín, 5 feb (EFE).- El número de viviendas en venta ha experimentado un "notable aumento" en Berlín, mientras que la que se ofrece en alquiler ha descendido desde la fecha de entrada en vigor de la nueva ley que congela los arrendamiento en la capital alemana durante cinco años.

Según ImmoScout24, la plataforma inmobiliaria líder en el país, la oferta de vivienda con precios superiores al tope fijado por la nueva ley -a aplicar con carácter retroactivo desde el 19 de julio de 2019- se ha ido reduciendo de forma continuada desde comienzos de 2019 -cuando la propuesta de ley estaba aún a debate- en aproximadamente un 18 % y desde la fecha establecida de entrada en vigor, en torno a un 10 %.

Al mismo tiempo, la oferta de vivienda sin alquilar a la venta aumentó a partir de julio del año pasado un 40 %, al igual que las propiedades a la venta con inquilinos, que lo hicieron un 25 %.

"Sobre la base de estos datos se puede deducir que ya desde julio de 2019 los propietarios están pasando de ofrecer en alquiler sus viviendas a ponerlas a la venta", señala Thomas Schroeter, gerente de ImmoScout24.

Según la plataforma inmobiliaria, la nueva ley, que congela los arrendamientos durante cinco años y establece, además, un tope al precio de los alquileres de 9,80 euros por metro cuadrado para inmuebles listos para ser habitados antes de 2014, no supone una respuesta a un problema que es estructural.

En la actualidad faltan en Berlín entre 100.000 y 135.000 viviendas de alquiler, y entre julio y septiembre de 2019 se concedieron un 28 % menos de permisos de obra que en el mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, el estudio revela que alrededor del 95 % de las viviendas de alquiler ofertadas entre el 1 de enero de 2019 y el 23 de enero pasado superan los topes establecidos de la nueva ley en una media de 5,92 euros por metro cuadrado.

El tope máximo del precio por metro cuadrado que establece la ley depende de aspectos como el año de construcción, zona en la que se ubica la vivienda, equipamiento de la vivienda y estado de la última renovación.