Aumenta la persecución contra los cristianos en Asia del sur y del este

Unos devotos cristianos celebran el Viernes Santo el 25 de marzo de 2016 en Cutud, Filipinas

La persecución de los cristianos se agravó en Asia del este y del sur, pero "disminuyó considerablemente" en Siria e Irak en los dos últimos años, afirma la organización católica Ayuda a la Iglesia en Dificultad (AED), en un informe publicado el martes.

Fundada en 1947, la AED publicó en este informe, titulado "Persecución y olvido", un balance de la situación de los cristianos oprimidos por su fe, entre junio 2017 y junio 2019, gracias a la información de los cristianos sobre el terreno, cotejada con periodistas que trabajan para la fundación internacional de derecho pontificio.

El director de la AED, Benoît de Blanpré, afirmó en una conferencia de prensa en París que "la situación se deterioró más para los cristianos en Asia meridional y oriental". Según él, los cristianos de estas regiones se enfrentan a "tres tipos de amenazas": "el extremismo musulmán, el nacionalismo agresivo y los regímenes autoritarios".

Blanpré citó como ejemplos el asesinato de 22 fieles en Filipinas, en enero de 2019, o el atentado perpetrado el domingo de Pascua en tres iglesias y hoteles de Sri Lanka (más de 300 muertos), ataques reivindicados por grupos afiliados al Estado Islámico.

También denunció el "ultranacionalismo hindú en la India" que provocó "más de 1.000 ataques" contra cristianos en dos años.

El director también estimó que Corea del Norte es "el país más peligroso del mundo para vivir una vida cristiana" e hizo referencia al caso de "100.000 cristianos birmanos desplazados".

En cambio, "la persecución de los cristianos en los principales países de Medio Oriente, como Siria e Irak, disminuyó considerablemente", señala el informe debido, particulmente, a la "derrota militar del Estado Islámico".

En Egipto se observan "signos de mejora muy notorios".

Sin embargo, "la emigración continúa, las crisis de seguridad, la extrema pobreza y la lentitud de la recuperación" hacen "que, tal vez, ya sea demasiado tarde para que algunas comunidades cristianas de Medio Oriente se recuperen".

La AED, que también examina cada dos años la situación de todos los grupos religiosos en 196 países señaló, a finales de 2018, que la libertad religiosa estaba amenazada en uno de cada cinco países del mundo.