Aumenta la inquietud en China respecto a las deudas de inmobiliaria Evergrande

El gigante inmobiliario Evergrande en el distrito Wan Chai de Hong Kong, en China, el 6 de agosto de 2021 (AFP/Isaac Lawrence)

El endeudamiento del gigante inmobiliario Evergrande aumentó el temor a la quiebra de esta gran empresa inmobiliaria china, que podría desencadenar una situación de inestabilidad social y económica en el país.

Obligada en agosto por Pekín a solucionar "activamente" sus problemas de deuda, la empresa afirmó "hacer todo lo posible" para mantener sus actividades a flote. Pero algunos acreedores comenzaron a reclamar el reembolso "inmediato" de sus deudas, indicó el viernes la agencia Bloomberg.

Peso pesado del sector inmobiliario

Evergrande es uno de los mayores grupos privados chinos, con cerca de 200.000 empleados directos y 3,8 millones indirectos, según la empresa.

Es, a su vez, uno de los principales promotores inmobiliarios de China, con una presencia reivindicada en más de 280 ciudades.

Su presidente, Xu Jiayin es la quinta fortuna del país, según la consultora especializada Hurun.

Además de por las inmobiliarias, Evergrande es conocido en China por su club de fútbol, el Guangzhou FC (conocido antes como Guangzhou Evergrande), que entrena el campeón del mundo italiano, el ex futbolista Fabio Cannavaro.

Un proceso de diversificación que, desde hace unos años, llevó a la empresa a invertir en sectores muy diferentes.

Presente en el floreciente mercado de la alimentación y el agua mineral con Evergrande Spring, también creó parques de ocio para niños, que deseaba fueran "más grandes" que los de su rival, Disney.

También está presente en el turismo, internet, tecnología digital, seguros, salud... e incluso el coche eléctrico. Fundada en 2019, la empresa Evergrande Auto tenía como objetivo relanzar el grupo, revolucionar el sector y rivalizar con el estadounidense Tesla. Pero dos años después, la empresa no solo no comercializa ningún vehículo, sino que perdió la mitad de su valor hace unas semanas.

Multiplicación de adquisiciones

Evergrande se endeudó estos últimos años como consecuencia de su política de expansión, con múltiples adquisiciones: según afirma, su pasivo es de 1,97 billones de yuanes (más de 300.000 millones de dólares).

Pekín califica a Evergrande de "rinoceronte gris", término que define a una gran empresa con un endeudamiento alarmante y que presenta un riesgo financiero sistémico.

Además de Evergrande, las autoridades están especialmente preocupadas por el volumen de préstamos contraídos por los grandes conglomerados privados del país y su laberinto de filiales.

El gobierno chino obligó estos últimos años a empresas como Wanda (inmobiliaria, cine, parques de atracción), Fosun (turismo, entretenimiento) o HNA (turismo, aviación) a apretarse el cinturón.

En agosto, Pekín presionó públicamente a Evergrande para que solucionara "activamente" sus problemas de deuda. Un gesto poco corriente que habla de la preocupación que reina en torno a la salud financiera del grupo.

Las acciones de Evergrande en la Bolsa de Hong Kong entraron en caída libre estos últimos meses. Y en el último año perdió el 70% de su valor.

Recientemente, subcontratistas y proveedores se quejaron de que no les han pagado.

Ante el temor que suscita su capacidad de rembolso a medio plazo, la agencia de notación Moody's dejó en agosto la nota de solidez del grupo en "Caa1", una de las más bajas.

Fitch y Standard and Poor's (S&P) habían hecho lo mismo.

Bajo presión

El sector inmobiliario es tradicionalmente una de las locomotoras de la economía china y tuvo un papel clave en la recuperación económica posterior a la pandemia, concentrando un cuarto de las inversiones el año pasado.

Pero Pekín teme una burbuja, por lo que endureció en los últimos meses las condiciones de acceso al crédito para los promotores inmobiliarios.

En virtud de las nuevas reglas, Evergrande no puede vender bienes antes de haber terminado definitivamente su construcción.

Un modelo del que abusó el grupo en el pasado para financiar y mantener a flote su negocio.

"Pekín no dejará caer Evergrande" a pesar de las presiones, consideran los analistas de la consultora SinoInsider, establecida en Estados Unidos.

"Tendría un impacto considerable en el régimen" y en su estabilidad, añadieron en un texto.

sbr-ehl/bt/grp/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente