Aumenta la actividad explosiva del volcán de La Palma y no se descarta la aparición de nuevas bocas

·2 min de lectura
Volcán de La Palma. (Photo: JORGE GUERRERO via Getty Images)
Volcán de La Palma. (Photo: JORGE GUERRERO via Getty Images)

El volcán de Cumbre Vieja cumple este domingo dos semanas desde que entró en erupción y la actividad explosiva se ha incrementado, por lo que no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión, tal y como se desprende del dictamen que emite diariamente el Comité Científico del Pevolca.

La responsable nacional de vigilancia volcánica del IGN, Carmen López, ha indicado en rueda de prensa que si bien la actividad del tremor es más intensa, todavía no ha llegado a la que se registró entre los días 24 y 27 de septiembre, que fue mucho más intensa que ahora.

Carmen López recordó que cuando esa actividad llegó al máximo, se produjo un parón de la actividad, pues no permitía salir más emisión, y el tremor disminuyó bruscamente y se abrió el sistema a base de una serie de explosiones violentas.

No obstante, insistió en que ahora la situación no es la misma, pues aunque el tremor es más intenso y se ha registrado actividad explosiva, no ha llegado a esos niveles tan altos. En cualquier caso, advirtió que esta alternancia de fases está dentro de lo esperable y en los próximos días podría volver a pasar.

En cuanto a la evolución de la erupción volcánica, Carmen López informó que la erupción fisural continua mostrando el mecanismo estromboliano y a la vez se detectan fases explosivas y efusivas.

La nueva colada aparecida el 1 de octubre sigue discurriendo hacia el oeste, paralelamente a la colada que llega al mar, habiendo alcanzado la colada anterior a la altura del camino de Los Campitos y observándose en las últimas horas una menor tasa de emisión en relación a días anteriores.

Además, se observan varios centros activos en el interior del cráter principal y dos situados en el sector nornoroeste del lateral del cono. También continúa el campo fumarólico extenso en el flanco nornoroeste.

Esta actividad puede desestabilizar la parte superior del cono, cuya morfología cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración y actualmente el cono principal es más ancho, más bajo y se encuentra cerrado.

La fajana continúa aumentando su extensión contando con cuatro puntos principales de alimentación. También continúa el penacho marino a lo largo del borde del delta de lava, produciendo nubes de vapor de agua y ácido clorhídrico que se concentran en una pequeña área alrededor del contacto.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente