Aumenta a 40 cifra de muertos en Dnipro tras un ataque ruso que el Kremlin niega

© Pavel Petrov/SESU/Vía AP

Mientras la cifra de fallecidos por el ataque ruso contra Dnipro, en el este de Ucrania, aumentó a 40 este lunes 16 de enero, Moscú lanza una nueva embestida contra Zaporizhia, en el sur, donde varios civiles resultaron heridos según confirmaron las autoridades locales. Entretanto, en Alemania, la ministra de Defensa Christine Lambrecht renunció en medio de las presiones para aumentar la ayuda militar a Kiev y reforzar al Ejército alemán en el contexto de la guerra ordenada por el Kremlin.

Tras meses de reveses en la guerra, Rusia aumenta su furia contra Ucrania. Mientras el Ejército ucraniano responde e intenta frenar nuevos ataques de los rusos a lo largo del país, en Dnipro, en el centro de la nación, aumenta la cifra de personas muertas por el asalto perpetrado por Moscú el pasado sábado 14 de enero.

En las últimas horas, las autoridades confirmaron un total de 40 víctimas mortales. Sin embargo, el número de fallecidos podría aumentar mientras continúan las operaciones de búsqueda y rescate de entre los escombros. Al menos 30 residentes más se encuentran desaparecidos.

Entre las víctimas del ataque que golpeó a un edificio residencial hay dos niños y otros 15 menores se encuentran entre los 75 heridos, informó la Policía Nacional de Ucrania.

Este se ha convertido en el ataque individual más mortífero que se haya registrado desde antes del verano europeo. En la edificación de apartamentos residían alrededor de 1.700 personas y en el lugar no se encontraban instalaciones militares, según señalaron las autoridades locales.

En medio de las fuertes críticas por sus acciones contra la población civil, Moscú negó una vez más las acusaciones.

Rusia lanza nuevo ataque contra Zaporizhia


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Aumenta a 30 los muertos por ataque ruso con misiles en Dnipro
En Ucrania, incertidumbre sobre Soledar mientras Kiev sufre nuevos ataques
Sigue la disputa: Rusia afirma que capturó Soledar; el Ejército de Ucrania lo desmiente