La mujer de Carlos Mulas confiesa ser la verdadera Amy Martin

Zoe Alameda envía un comunicado asegurando que fue ella quien cobró de la fundación del PSOE por escribir artículos

Zoe AlamedaCuando pensábamos que el escándalo de Carlos Mulas, director de la Fundación Ideas (perteneciente al PSOE), había llegado a su clímax, un nuevo giro de 180 grados ha dejado aún más perpleja a la opinión pública.

El diario El Mundo publicó que Mulas se lucró ilícitamente del organismo a través de un pseudónimo, Amy Martin, una supuesta escritora que se habría inventado para cobrar hasta 50.000 euros adicionales al sueldo mensual de 5.625 que recibía por sus funciones.

Pues bien, al final resulta que no fue Carlos Mulas quien se hizo pasar por Amy Martin; fue su mujer. Así lo ha confesado la propia protagonista, Zoe Alameda, al mismo diario, en un comunicado en el que exculpa de toda responsabilidad a su marido. De hecho, según su testimonio, él no sabía nada.

"Carlos
no tuvo conocimiento de que Amy Martin era un pseudónimo y no una persona real hasta bien entrado el 23 de enero, una vez en diario EL MUNDO le había achacado en primera plana a él la identidad de Amy Martin y también sus artículos", ha anunciado Zoe, asumiendo todas las consecuencias de sus actos mientras pedía disculpas a Mulas y se ponía "a disposición de la Fundación Ideas para devolver el dinero si así se considera necesario".


Carlos MulasUn escándalo rocambolesco en el PSOE
El comunicado llega después de que el escándalo de corrupción en la fundación del PSOE se haya cobrado la cabeza de Mulas. C
uando el diario se puso en contacto con la fundación requiriendo datos que identificasen a la onerosa redactora, Mulas negó haber cometido irregularidades, pero no facilitó la información requerida.

Lo más extraño es que, en una huida suicida hacia adelante, el gerente dio una vaga explicación al periódico: "Creo que Amy Martin es una analista política, yo sólo la he visto una vez", confesó.

[Relacionado: Las pruebas y testimonios de que en el PP hubo sobres para la mayoría]

Sin embargo, los testimonios de exempleados y las contradicciones no tardaron en revelar la verdadera naturaleza de la columnista, prolífica en temas tan variopintos como el cine nigeriano o la medición de la felicidad, escritos que curiosamente coincidían con los realizados también por Mulas.

Teniendo en cuenta estos factores, era cuestión de tiempo que se descubriera el fraude de Amy Martin y la exclusiva de El Mundo ha terminado por destapar el engaño. A media tarde, Jesús Caldera, vicepresidente de la entidad, decidió rescindir el contrato de Mulas una vez comprobada la falsa autoría de los artículos de Amy Martin.

En un comunicado de la Fundación, el exministro socialista "exigió" el reintegro de "todas las cantidades facturadas en los años 2010 y 2011 a nombre de Amy Martin" y ordenó “de forma inmediata una investigación exhaustiva” para esclarecer los hechos. Punto y final a la historia de Amy Martin, apenas unas horas después de darse a conocer. La fundación, además, estudia acciones legales contra él

La noticia tuvo un gran impacto en las redes sociales e incluso ha habido quien se lo ha tomado con humor, creando un perfil ficticio en Twitter de Amy Martin, con una imagen del propio Mulas con peluca, y desmintiendo la información de El Mundo.

 

PUBLICIDAD