Audrey Azoulay, de la Unesco: “Cuando destruimos el planeta, las culturas también se ven amenazadas”

Adaptación al cambio climático, desarrollo del turismo sostenible o protección de sitios del Patrimonio Mundial en peligro en zonas de conflicto: ¿cuáles son las prioridades para preservar los tesoros de la humanidad en los próximos 50 años? Lo conversamos con la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, con motivo del 50º aniversario de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural, llevado a cabo el 17 y 18 de noviembre en Delfos, Grecia.

Entre los principales riesgos para los sitios del Patrimonio Mundial, Audrey Azoulay identifica primero el turismo excesivo. “Ayudamos a los Estados a tener estrategias para diversificar su turismo, pero también para una gestión más sostenible, por ejemplo, con entradas con sello de tiempo o un número limitado de visitantes a un sitio”, explica la directora general de la Unesco.

El organismo de la ONU también advierte de la amenaza que supone el cambio climático. Para hacerle frente, "lo primero que hay que hacer es respetar los acuerdos de París y comprometerse a reducir las emisiones de CO2 para mantener el calentamiento global dentro de unos límites que permitan su preservación", subraya Audrey Azoulay, quien también recuerda que "cuando se destruye el planeta , cuando el clima se altera, las culturas también se ven amenazadas muy directamente en su existencia: los sitios, pero también el patrimonio inmaterial, las prácticas culturales o la vida de las poblaciones locales".

El Patrimonio Mundial también debe ser más representativo. "No es normal que después de 50 años, tengamos 27 países, incluidos 12 en África, que no tienen un sitio registrado", señala Audrey Azoulay. Además, en el continente africano, muchos sitios que ya están registrados se han agregado a la lista de patrimonio en peligro. Tenemos que prestar especial atención y tomar medidas proactivas". La directora general desea en particular, para los países que no están presentes en el patrimonio, un mejor apoyo en la preparación de su expediente de solicitud, pero también en la gestión y conservación de los sitios.