Villarejo se muestra como víctima de una causa "preparada" para exterminarle

·4 min de lectura

Madrid, 15 nov (EFE).- El excomisario José Villarejo se ha mostrado ante el tribunal que le está juzgando por tres piezas del caso Tándem sobre distintos encargos de espionaje, como una víctima de una causa "loca", "preparada e impulsada por el resentimiento" y dirigida al "exterminio del enemigo".

Un resentimiento que procedía de los exresponsables del CNI Félix Sanz Roldán y de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Marcelino Martín Blas, quienes, según ha expuesto este lunes la defensa del excomisario durante la fase de cuestiones previas en la Audiencia Nacional, utilizaron una denuncia anónima para expulsar "del sistema" a Villarejo, que se encuentra sentado a la derecha de su abogado, vestido también con la toga al ejercer la codefensa.

Así se ha ido "fabricando una verdad de artificio que más tarde se convierte en realidad legal", ha lamentado el letrado Antonio José García Cabrera al considerar "sorprendente" que el caso Tándem se inicie con una denuncia anónima que realmente fue "elaborada, supervisada y tutelada por el CNI".

Pero además ha cuestionado si "no resulta escandaloso" juzgar a su cliente "cuando hay otros Villarejos y la Fiscalía lo sabe" porque, ha insistido, "había gente de la Policía en la música, en empresas de publicidad, agencias de prensa, sociedades de inversión y directores de seguridad de tarjetas de crédito".

"Tenemos las iniciales. Miguel, Vicente, José Luis", ha señalado para preguntar más tarde: "¿Vamos a tener que decir los otros Villarejos que han coincidido con el señor Villarejo?".

Según ha expuesto, en la citada denuncia anónima que dio pie al origen del caso se abordaba la financiación del proyecto King en Guinea Ecuatorial, un encargo realizado a Villarejo para perjudicar a uno de los hijos del dictador Teodoro Obiang.

La denuncia, ha proseguido, se envió a la Fiscalía Anticorrupción desde una comisaría de La Coruña por parte de un exagente del CNI (David Vidal) que en 2020 aseguró en una entrevista que lo que necesitaban con respecto a Villarejo "era encender el fuego porque el incendio se propagaría solito" y que "de alguna manera había que poner el cascabel al gato".

Un incendio, ha observado el abogado, que se ha extendido a grandes empresas e instituciones de este país "en una causa loca por destruir" a Villarejo.

Ha recordado que Vidal es el mismo agente que ya entregó en 2016 (un año antes de la operación Tándem) una denuncia anónima sobre este asunto a Anticorrupción, y lo que se hace con esa nueva denuncia es revestir los hechos de otra forma para que los aceptase un tribunal.

También se ha referido, en el marco de esa alegada persecución para destruir a su cliente, a las diligencias que abrió la Fiscalía de Madrid tras recibir un informe de Asuntos Internos en relación a los empresas del excomisario y que finalmente fueron archivadas, circunstancia, ha señalado, a la que no hizo referencia la Fiscalía al inicio del procedimiento.

"Han ocurrido cosas que no suceden en ninguna instrucción" ha lamentado el abogado al observar que haber dejado la investigación sobre el excomisario en manos de Asuntos Internos es como poner al poder ejecutivo a investigar al propio poder ejecutivo "a las órdenes del señor Marlaska".

En este sentido ha puesto como ejemplo la investigación sobre la llamada operación Cataluña, que según ha explicado la llevó a cabo Asuntos Internos con Villarejo, y es esa unidad policial la que ahora ha decidido que se declare secreta esa parte de la investigación del caso Tándem.

Ha denunciado que se ha aplicado "un derecho penal de autor no del hecho" y que "se ha perseguido a una persona que se considera un enemigo a aniquilar y por esos han volado por los aires las garantías", de modo que ha manifestado que acuden ante este tribunal "a tener un juicio justo" y ha deseado que la Sala "corrija estas irregularidades procesales que son auténticas vulneraciones de derecho fundamentales".

También ha cuestionado la competencia de la sala para juzgar independientemente las piezas del caso y ha pedido que, o bien se envíe la causa a los juzgados ordinarios o se juzgue conjuntamente con la pieza principal, donde se deberá delimitar si Villarejo encabezó una organización criminal y sí " podía utilizar sus empresas como cobertura policial".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente