Condenados los tres exjugadores de la Arandina a 38 años de cárcel por agresión sexual a una menor

Redacción El HuffPost / Agencias
Tres exjugadores de La Arandina, a juicio por agresión sexual a una menor. En la foto, Carlos Cuadrado, Raúl Calvo y Víctor Rodríguez (de izquierda a derecha).

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a 38 años de cárcel a cada uno de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados de agresión sexual cometida contra una menor, de 15 años, en noviembre de 2017 en la vivienda que compartían los encausados.

La Audiencia ha notificado este jueves la resolución judicial a los tres acusados, quienes se han personado en el edificio judicial poco cantes de las 11.00 horas.

Se condena a cada uno los acusados como autores de un delito de agresión sexual, con acceso carnal en forma bucal, respecto de la denunciante (menor de 16 años) en la fecha de los hechos. 

Se aprecia la existencia de “intimidación ambiental”, que ya se utilizó en el caso de La Manada de Pamplona, por el hecho de haber actuado los tres acusados sobre la víctima, en el piso de éstos, con la luz apagada y por sorpresa, sin que la menor pudiera reaccionar, debido a la diferencia de edad y complexión física de los acusados. 

Sabían que tenía menos de 16 años

Se ha tomado en consideración el testimonio de la denunciante, en cuanto resultó corroborado por los de aquellas personas más allegadas y por el informe psicológico.

Si bien la postura de la denunciante fue diferente al relatar los hechos a sus conocidos, por influencia de las redes sociales, se aprecia credibilidad a su versión en cuanto refiere que no realizó los hechos voluntariamente.

También se considera probado que:

- Los acusados conocían que la denunciante tenía menos de 16 años.

- Iba al colegio con uniforme.

- Su madre y otros testigos se lo habían dicho. 

Doctrina de cooperación necesaria 

Las penas impuestas se corresponden con la aplicación de la doctrina de la cooperación necesaria, y por ello cada uno de los acusados es condenado como autor por los...

Sigue leyendo en El HuffPost