El Atlético vuelve a hundirse ante un Segunda B en la Copa del Rey y Simeone siembra dudas sobre su futuro

·2 min de lectura
El entrenador argentino del Atlético de Madrid, Diego Simeone, da indicaciones a sus futbolistas durante un partido de la liga española ante la Real Sociedad, el 22 de diciembre de 2020 en San Sebastián

El Atlético de Madrid, líder de LaLiga, quedó eliminado en la segunda ronda de la Copa del Rey al perder 1-0 este miércoles en el terreno del Cornellá, de la Segunda B, la tercera categoría en importancia en el fútbol español.

El equipo 'colchonero' era el de mayor entidad entre los participantes en esta ronda y fue la gran decepción, estrellándose ante una formación de Segunda B como en la pasada temporada, cuando fue apeado en dieciseisavos de final por la Cultural Leonesa.

Esta vez fue incluso una ronda antes, en un partido para el que Diego Simeone había dado descanso a varios hombres importantes como Luis Suárez, Koke Resurrección, Marcos Llorente o el arquero Jan Oblak, entre otros.

El único gol del partido lo firmó Adrián Jiménez para el equipo barcelonés en el minuto 7, con un remate cruzado a centro de Agus Medina, para batir al guardameta Miguel San Román.

El partido fue especialmente desafortunado para el equipo rojiblanco, que vio cómo el defensa uruguayo José Giménez tuvo que ser sustituido por lesión a los diez minutos de juego.

Además, el Atlético tuvo que jugar la última media hora con un hombre menos por la segunda amarilla al lateral Ricard Sánchez.

En la primera mitad el equipo de la capital había tenido ocasiones para igualar, como en el 22 cuando Saúl Ñíguez envió al larguero, pero en la segunda la expulsión mermó la capacidad de respuesta del teórico favorito.

El portugués Joao Félix fue cambiado en el 74, sin haber podido propiciar la remontada, y en el 88 el argentino Ángel Correa envió un disparo que terminó siendo despejado a saque de esquina, para desesperación de su equipo, incapaz de evitar una nueva eliminación en Copa ante un equipo de inferior categoría.

"El rival fue mejor. Interpretó mejor el partido. Supieron aprovechar la oportunidad a balón parado, tienen fuerza en el juego aéreo", admitió Simeone tras la eliminación.

Justo después de la derrota, en declaraciones a la televisión española Cuatro, el técnico argentino señaló que la Copa del Rey "no está dando satisfacciones al club en los últimos años, habrá que buscar soluciones si es que estamos el año que viene".

La prensa interpretó esas palabras como una puerta abierta a la posibilidad de abandonar el club y Simeone fue preguntado por ello en la conferencia de prensa.

"El fútbol es muy cambiante, uno tiene que estar siempre abierto a todas las posibilidades. Estoy muy feliz acá, pero tengo que tener siempre la situación abierta a lo que el club decida", respondió entonces.

Esta derrota frena la euforia en el Atlético, que llegaba a Cataluña tras encadenar cinco triunfos consecutivos, cuatro de ellos en LaLiga, lo que le permite ser líder en solitario, con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid (2º) y además dos partidos disputados menos que los 'merengues'.