El aterrizaje de un caza en un portaaviones visto desde la cabina del piloto da auténtico vértigo

El vídeo del aterrizaje de un F/A-18 en un portaaviones visto desde la cabina del piloto ha causado una fuerte impresión en las redes sociales. Las imágenes no son aptas para personas con aversión al vértigo debido a la velocidad y a la altura que alcanza el caza pero sobretodo al reducido espacio en el que realiza la maniobra.

La publicación compartida por el perfil de Twitter @ilove_aviation muestra la aeronave sobrevolando el buque antes de tomar tierra. Se trata de una secuencia trepidante porque está grabada desde una cámara instalada en el puesto de mando y se puede percibir todo casi en primera persona.

En primer lugar, el caza rodea el portaaviones y, posteriormente, empieza a descender hasta que aterriza en la plataforma del barco. Lo hace de una manera muy precisa y, a pesar de la rapidez, consigue frenar a tiempo antes de precipitarse por la parte delantera gracias a un mecanismo de detención que lleva incorporado.

Este dispositivo consiste en una pieza colocada en la cola del avión llamada gancho de apontaje o de detención que se agarra a un cable que cruza la pista y que hace de cinturón de seguridad durante el frenado. Este tipo de mecanismos se utilizan para aterrizajes en espacios pequeños como los portaaviones.

El cable se suelta de manera controlada durante la aproximación de la aeronave y, en cuanto el gancho se agarra, se produce una desaceleración rápida y segura. El funcionamiento es fiable pero cuando falla se despliegan unas mallas como método alternativo de frenado.

El vídeo ha superado el millón de visualizaciones y ha recibido decenas de comentarios de usuarios que han querido expresar su sorpresa ante la eficacia del mismo.