Aterriza el avión ultrasecreto de Estados Unidos que pasó 908 días en órbita

Técnicos supervisan el avión ultrasecreto X-37B, de vuelta en la Tierra
Técnicos supervisan el avión ultrasecreto X-37B, de vuelta en la Tierra

Técnicos supervisan el avión ultrasecreto X-37B, de vuelta en la Tierra

El avión espacial no tripulado X-37B construido por Boeing para la Fuerza Aérea de EEUU ha regresado a la Tierra con un nuevo récord de 908 días en órbita, superando su propia marca anterior de 780 días.

Con la finalización exitosa de su sexta misión este sábado en el Centro espacial Kennedy de Florida, este vehículo de prueba orbital (OTV) reutilizable ahora ha volado más de 2.000 millones de kilómetros y ha pasado un total de 3.774 días en el espacio, “donde realiza experimentos para socios gubernamentales e industriales con la capacidad de devolverlos a la Tierra para su evaluación”, informa Boeing en un comunicado. Parte de ellos son de propósito militar secreto.

Por primera vez, el vehículo de propulsión solar de 8,38 metros de envergadura llevaba un módulo de servicio para aumentar la cantidad de cargas útiles que puede transportar. El módulo se separó del OTV antes de salir de órbita, lo que garantiza un aterrizaje seguro y exitoso.

El X-37B el Centro espacial Kennedy de Florida
El X-37B el Centro espacial Kennedy de Florida

El X-37B el Centro espacial Kennedy de Florida

La sexta misión se lanzó sobre un cohete United Launch Alliance Atlas V desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en mayo de 2020. Los experimentos alojados incluyeron un experimento de energía solar diseñado por el Naval Research Lab., así como un satélite diseñado y construido por cadetes en la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. en asociación con el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea. El satélite, denominado FalconSat-8, se desplegó con éxito en octubre de 2021 y permanece en órbita hoy.

Esta misión también acogió múltiples experimentos de la NASA, incluida la exposición de materiales y la innovación tecnológica en el espacio (METIS-2), que evaluó los efectos de la exposición espacial en varios materiales para validar y mejorar la precisión de los modelos del entorno espacial. Este fue el segundo vuelo para este tipo de experimento.

La Misión 6 también organizó un experimento de la NASA para evaluar los efectos de la exposición espacial de larga duración en las semillas. Este experimento informa la investigación destinada a futuras misiones interplanetarias y el establecimiento de bases permanentes en el espacio.

El programa X-37B es una asociación entre la Oficina de Capacidades Rápidas del Departamento de la Fuerza Aérea de EE.UU. y la Fuerza Espacial de EE.UU.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...