Atento al 'phishing-car', un timo en la compra de un coche usado

feedback@motor1.com (Fernando Moreno)
Coches usados, los 10 SUV que se venden más rápido

De forma 'online', los ladrones piden una señal por el vehículo, que puede alcanzar hasta el 50% de su valor.

Una forma muy habitual de buscar y comprar un coche usado es a través de páginas web especializadas. Esta costumbre la intentan aprovechar algunos estafadores para robar impunemente.

¿Cómo lo hacen? Primero, crean un perfil falso y publican un anuncio con fotografías y datos reales de un vehículo en varios portales 'online'. La tarifa del coche suele ser más baja de lo habitual para llamar la atención de muchos potenciales compradores. 

Cuando ven que hay alguien muy interesado en ese modelo, le explican que el coche se encuentra fuera de España y solicitan el pago de una fianza, en una cuenta bancaria extranjera, para traerlo a nuestro país. En ocasiones, esa señal puede alcanzar el 50% del precio del vehículo. Evidentemente, ahí reside la estafa. 

Para que el comprador no se dé cuenta del engaño, los ladrones le envían una documentación falsa del coche y, de hecho, puede que le soliciten más dinero, al argumentar que lo necesitan para gastos de gestoría o seguros. 

Finalmente, darán todo tipo de excusas para explicar el retraso en la entrega del vehículo y desaparecerán con el dinero.  

Otros engaños habituales

Si observamos esta situación al querer comprar un coche, la recomendación fundamental es olvidarte de él. Jamás hay que pagar dinero por adelantado hasta que no hayas establecido un contacto real, cara a cara, con el dueño y el coche. 

En cualquier caso, siempre se debe solicitar el libro de mantenimiento, la tarjeta de inspección técnica, el seguro en vigor y otros documentos para comprobar que el vehículo puede circular legalmente. Además, también puedes pedir un informe a la DGT para saber si el coche tiene alguna multa pendiente de pago. 

En fin, en estas compras 'online', hay que actuar con suma cautela y, si hay algo que no te genera confianza, renuncia a la adquisición. Es más, en el caso de que el intento de estafa sea flagrante, no dudes en ponerte en contacto con la policía.